FOTOS o SELFIES, Sigmund Freud el EGO

Comprobado: Narcisismo, inseguridad, necesidad de atención.

¿Por qué nos tomamos fotos de nosotros mismos? Si nos tenemos muy vistos.

Sigmund_Freud, modificada a color. La foto esta tratada con algoritmos IA
Sigmund_Freud, imagen real mejorada de blanco y negro a color.

Es el EGO, Sigmund Freud (el padre del psicoanálisis) lo tendría muy claro.

El narcisismo, o el amor desproporcionado hacia uno mismo. Un desorden psicológico cuando el YO, se ama a sí misma hasta el punto de excluir a todos los demás.

Los narcisistas tienden a ser más activos en las redes sociales y publicar selfies está fuertemente vinculado al narcisismo… pero sólo en el caso de los hombres.

Las mujeres tienden a ser menos narcisistas que los hombres, a pesar de que son ellas las que publican más selfies.

Muchas personas publican selfies no porque estén enamoradas de sí mismas, sino porque quieren ser adoradas por los demás. Para Freud, esa necesidad de aprobación le habría parecido neurótica o histérica.

Llamar la atención
Recordemos que el psicoanalista empezó sus investigaciones a finales del siglo XIX, una época de represión sexual más profunda que la nuestra.

Normalmente infelices
Los selfies muestran a la gente en sus mejores momentos, cuidadosamente montados y manipulados.

Así que nos la pasamos invadidos por imágenes de las vidas y cuerpos aparentemente perfectos de otras personas.

Estudios recientes demuestran que nos llenan de envidia y nos hacen sentir aislados, inseguros e inadecuadosEn palabras de Freud, nos vuelven más neuróticos.

Freud dijo: «El objetivo del psicoanálisis es aliviar a las personas de su infelicidad neurótica para que puedan ser normalmente infelices«.

Así que la próxima vez que apuntes tu cámara hacia ti mismo, recuerda a Narciso y enfócate más bien en tus amigos. Quizás no tengas tantos «Me gusta» pero puedes contar con el de Freud.

MEJORAR AUTOESTIMA. TÉCNICA DEL ESPEJO

La autoestima es una suma de percepciones, evaluaciones, emociones y conductas orientadas hacia uno mismo, hacia cómo somos y qué hacemos, y hacia las características físicas y nuestra forma de ser. En definitiva, es la percepción que tenemos de nosotros mismos.

Por otro lado, la autoestima resulta muy importante en tu vida porque repercute en tu carácter y en el sentido que otorgas a tu valía personal. Así de este modo, afecta a tu manera de estar, de actuar en el mundo y de convivir con los otros. Tu manera de pensar, de expresar y sentir tus emociones, de decidir y de compórtate está directamente influenciada por la autoestima que tienes.

Así nos influye tener una buena autoestima

Tu autoestima está muy relacionada con el modo en el que sientes que se te valora, se te quiere y se te aprecia por parte de los demás, y también con cómo te valoras, te aceptas y te quieres.

Cuando logras tener una autoestima sana te sientes bien con quien eres, aprecias tu propia valía y sientes orgullo de tus habilidades y metas alcanzadas.

Por el contrario, cuando tu autoestima está baja sientes que no gustarás a nadie, que nadie te aceptará o consideras que nada se te da bien.

Cualquier persona puede tener problemas con la autoestima a lo largo de la vida. De hecho, cuando nuestra autoestima es especialmente vulnerables es durante la adolescencia, ya que es cuando estamos descubriendo quiénes somos y cuál es nuestro lugar en el mundo. En la edad adulta también estamos expuestos a sufrir por problemas de autoestima, cuando pasamos por periodos de críticos de nuestra vida (separación de pareja, perdida de trabajo…).

Pero hay una buena noticia. Como la idea que tenemos de nosotros mismos va cambiando a lo largo del tiempo, la autoestima no resulta inamovible ni fija de por vida. Así que, si sientes que tu autoestima es baja, puedes aumentarla.

La técnica del espejo

Con la técnica del espejo puedes mejorar tu autoestima, ya que está basada en la observación personal de cada uno frente al espejo, así como en la que realiza el entorno en el que nos desarrollamos.

Podrás hacer esta dinámica con tus hijos, tanto si son niños como si son adolescentes, dado que los primeros años de vida son una etapa clave para mejorar su concepto de sí mismos.

Eso sí, antes de empezar recomiendo que recopiles una información previa; para ello tendrás que responderte a estas preguntas que te aclararán cuál es tu opinión sobre ti mismo.

  • ¿Cuándo te miras en el espejo te ves guapo/a?
  • ¿Piensas que tienes cosas buenas que aportar a los demás? ¿Cuáles?
  • ¿Crees que les gustas a tus amigos, familiares y compañeros de trabajo tal y como eres?
  • ¿Qué cambiarías de tu apariencia?
  • ¿Cuándo te sientes y te ves bien, te sientes más seguro de ti mismo?

Una vez hayas respondido a estas preguntas, será hora de mirarte en el espejo.

¿Cómo llevarla a la práctica?

Ponte frente al espejo y ve respondiendo a estas preguntas:

  • ¿Qué ves en el espejo?
  • ¿Cómo es la persona que te mira desde el espejo?
  • ¿Lo conoces?
  • ¿Qué cosas buenas tiene esa persona?
  • ¿Qué cosas malas tiene quien te mira desde el espejo?
  • ¿Qué es lo que más te gusta de esa persona?
  • ¿Cambiarías algo de la persona del espejo?

Debes hacer el esfuerzo de ver todas las características positivas que tiene la persona que ves en el espejo (tú), que seguro que hay muchas, y así aprenderás a reconocerlas.

Te podrá impresionar cómo dices características personales positivas que percibes de ti mismo, y que con frecuencia no reconoces, ni valoras.

También sería bueno apoyarte también en la información que den de ti amigos o familiares: saber si estás de acuerdo con lo que opinan de ti, qué cosas ven ellos en ti que tu no tengas en cuenta. Con esta técnica podrás saber cuál es tu imagen de ti mismo, cómo te percibes, qué impresión crees que das, y rebajar sobre los aspectos más relevantes y potenciar aquello que ves más positivo.

PENSAMIENTO RÁPIDO. FUGA DE IDEAS

Podemos diferenciar dos planos: el pensamiento (ideas) y el discurso (lenguaje). En este trastorno, las ideas se escabullen unas de otras sin sentido, primero en la mente de la persona y posteriormente en su discurso, cuando las verbaliza.

Fuga de ideas: características

La fuga de ideas es un trastorno del pensamiento, que afecta a la velocidad del mismo y se caracteriza por un incremento en el flujo de ideas que aparecen en la mente, que hace que la persona que lo manifiesta hable más rápido de lo habitual, saltando de una idea a otra constantemente. Este salto de una idea a otra ocurre, en general, antes de que el primer pensamiento o idea haya terminado.

Además, se considera el grado máximo de taquipsiquia. La taquipsiquia es la aceleración patológica de la actividad psíquica. A diferencia de esta, la fuga de ideas es más intensa y agresiva.

En la fuga de ideas el paciente carece de una dirección fija a la hora de hablar; es decir, el pensamiento se dispara y salta de una idea a otra sin rumbo ni meta. Se producen cambios temáticos bruscos y sin lógica.

Así, como hemos visto, la fuga de ideas se compone por dos elementos principales:

  • Incremento masivo de la velocidad del pensamiento.
  • Dificultad sistémica en llegar a una conclusión.

TERAPIA DE PAREJA. QUAN EL FUTUR PREOCUPA

Quan hi ha indecisió sobre els plans de futur


Les relacions de parella són en part la manera en què s’experimenta el present, i en part són, també, la manera en què es planeja el futur junts.

Si es perceben discrepàncies i conflictes en aquest segon aspecte, la teràpia de parella pot oferir un espai en el qual cada part de la relació trobarà noves eines per expressar expectatives que abans no sabia com expressar, i també es disposarà del context adequat per establir una conversa honesta sobre el que cada un vol trobar en la relació.

Quan els fills pertorben massa la pau de la llar


L’aparició de fills i filles sol ser un esdeveniment molt feliç, però en ocasions també pot fer que i no es disposi de l’espai necessari per fer que la relació tingui els seus moments d’intimitat. En la teràpia de parella es poden discutir estratègies eficaces perquè la relació sigui s’adapti a aquesta situació.