VIOLENCIA DELS FILLS CAP ALS PARES

Què és la violència filio-parental?
La violència filio-parental és un tipus de violència intrafamiliar que es caracteritza per un conjunt d’actes agressius que són perpetrats per un menor cap al seu progenitor, fent que aquest últim se senti amenaçat, intimidat i controlat.

En el codi penal espanyol, la violència filio-parental està tipificada en l’article 173 (2) i es defineix com «maltractaments habituals en l’àmbit familiar«, on la principal característica és la relació civil o de convivència entre la víctima i l’ agressor, el que no necessàriament implica el vincle biològic entre els dos. Dit d’una altra manera, la víctima és qui té una responsabilitat civil amb l’agressor, encara que no sempre es tracti del progenitor.

Punts carecteristics:
La violència filio-parental es pot presentar tant en famílies que tenen un vincle sanguini, com en famílies d’acollida, adoptives o reconstruïdes. Així mateix, l’agressió pot directament o indirecta, i els maltractaments poden ser de tipus verbal, psicològic, material o econòmic, físic o sexual.

Aquests maltractaments es caracteritzen també per la presència de conductes d’intimidació, control, domini o poder de part de l’agressor, que són realitzades de manera intencionada i que poden causar perjudici o dolor a la víctima. D’altra banda, les agressions poden exercir-se per un o per diversos membres del nucli familiar, i dirigir-se a un o diversos membres del mateix.

En tractar-se d’un fenomen socialment inacceptable, una de les característiques de la violència filio-parental és que sol mantenir oculta dins del si familiar, el que agreuja el cercle de violència. Pel mateix, es tracta d’un fenomen que fins fa poc no havia estat estudiat.

Especialment quan es tracta de fills menors d’edat, aquest fenomen sol encobrir-, ja que la responsabilitat sobre la conducta del nen tendeix a recaure completament sobre els pares, en molts casos sobre la mare, que és precisament objecte de l’agressió a majoritàriament.

Actualment, la violència filio-parental ha cobrat especial interès, per la qual cosa hi ha una gran quantitat de literatura especialitzada sobre el tema.

Per què passa?
La majoria dels casos l’exerceix un menor home d’entre 12 a 18 anys, i que l’agressió ocorre principalment cap a la mare. Sol ser el fill gran, encara que pot tractar-se de fills menors, el que generalment passa quan els grans han abandonat la llar.

La violència filio-parental es relaciona amb el desenvolupament de personalitats i conductes dominants dels nens, el que al seu torn és conseqüència tant d’una societat excessivament permissiva, com de l’exposició prèvia a la violència.

RESOLVER LAS CRISIS DE PAREJA DESPUES DE VACACIONES

Consejos para solucionar el estrés postvacacional


Lo más importante es planificar la vuelta al trabajo con tiempo para adaptarse a la nueva situación y tener una visión global de todas las acciones que se van a llevar a cabo para programarlas a lo largo del día en función del nivel de energía y humor que se tenga.

Además, es recomendable adaptar rápidamente las actividades extralaborales a la rutina típica del periodo laboral y hacer ejercicio físico para mantenerse activo. Por otra parte, hay que adaptar los horarios a los habituales y tomarse con calma la vuelta a la rutina evitando, en la medida de lo posible, el estrés en el trabajo.

Asimismo, el especialista ha resaltado la importancia de adoptar este síndrome como una señal para tratar de solucionar el estrés laboral y no el postvacacional.

Por otra parte, el problema tarda en desaparecer el tiempo que emplea el organismo en volver a habituarse a la rutina, es decir, entre 3 días y 3 semanas y no es necesario en la mayoría de los casos terapia profesional. Pero, si se tarda más de este tiempo, el doctor ha recomendado buscar ayuda profesional.

EL bullying INFANTIL DEJA SECUELAS EN EL ADULTO?

Las estadísticas de ocurrencia de bullying a nivel mundial son alarmantes. Solo en los Estados Unidos, el Departamento de Justicia (2013) reportó que un aproximado de 160 mil niños al día decide no ir a la escuela por miedo a ser acosados física o verbalmente por sus compañeros.

El acoso escolar o bullying infantil puede suceder en cualquier momento y en cualquier lugar, afectando principalmente a los grupos minoritarios (estudiantes de color o con discapacidad física, homosexuales o transgénero, por ejemplo).

Además, el bullying cibernético o cyberbullying se ha afianzado en años recientes como un medio remoto para ejercer acoso escolar sobre un porcentaje importante de la población escolar, el Centro para Control de las Enfermedades (2015) reportó que un 15,5% de los estudiantes de secundaria era acosado de forma cibernética en algún punto de su vida académica, mientras que un 20,2% sufría de acoso presencial.

Los efectos a corto y mediano plazo del bullying incluyen principalmente ansiedad, depresión, baja autoestima y, potencialmente, ideación e intento suicida. En este aspecto, y aunque el Centro para Control de las Enfermedades (2014) asegura que el suicidio no es una respuesta natural ante el acoso y que el comportamiento suicida podría darse en realidad por efecto de imitación entre los estudiantes, no es un secreto la existencia de un vínculo tangible entre los resultados directos del bullying (depresión crónica, por ejemplo) y una tendencia suicida.

De hecho, un estudio realizado por Gini y Espelage (2014) sugiere que los estudiantes en estado de victimización por bullying son 2.2 veces más propensos a la ideación suicida y 2.6 veces más a los intentos de suicidio.

UN APROXIMADO DE 160 MIL NIÑOS AL DÍA DECIDE NO IR A LA ESCUELA POR MIEDO A SER ACOSADOS FÍSICA O VERBALMENTE POR SUS COMPAÑEROS

Efectos del bullying durante la adultez
Pero ¿qué ocurre con los niños que han sufrido acoso durante la infancia una vez llegada la adultez?

El bullying durante la infancia podría conducir a efectos negativos perdurables, como una mayor prevalencia de factores de riesgo psicosociales para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares durante la adultez.

De acuerdo con un artículo publicado en Psychological Science, diario de la Asociación de Ciencia Psicológica, ser víctima de bullying se relaciona directamente con un incremento en la tendencia de hábitos de vida poco saludables, problemas financieros en la etapa adulta, un menor optimismo en relación con el futuro dos décadas después de la experiencia de bullying y una percepción subjetiva de ser tratado de forma menos justa por los demás.

De acuerdo con los autores del estudio, los efectos a largo plazo del bullying son un asunto importante para definir, ya que la mayoría de los estudios se basan en las derivaciones sobre la salud mental de los afectados pero no en el impacto potencial, los efectos sobre la salud física y los factores de riesgo psicosociales que el acoso desencadena.

Investigaciones previas habían vinculado la experiencia del bullying durante la infancia con factores de riesgo en la etapa adulta, como hostilidad y problemas de ira, así como el impacto de estos sobre la salud física en relación con el desarrollo de enfermedades cardíacas y problemas de presión arterial. No obstante, los expertos concuerdan en que el bullying deriva en un conjunto de consecuencias perjudiciales que afecta todo el grupo de interacciones sociales del individuo, poniéndolo en riesgo de sufrir más adelante los efectos negativos de una sobrecarga de estrés.

¿Y qué pasa con los acosadores?
Un aspecto importante a destacar del estudio es que no solo se identificaron consecuencias negativas para las víctimas de acoso, sino también para los perpetradores.

Los acosadores o bullies resultaron mostrar un comportamiento agresivo 20 años después de la experiencia de bullying, así como un mayor consumo de tabaco y marihuana.

Para los investigadores, esto se debe a que el acoso implica una serie de situaciones estresantes tanto para las víctimas como para quienes lo ejercen, de modo que ambas partes podrían hallarse con los años en un mayor riesgo de padecer problemas de salud física y mental relacionados con el estrés.

Fuente: Psychcentral; Association for Psychological Science

Nada mata más rápido la vida sexual que una pareja que se niega a salir de su zona de confort

Dicho de otra manera”, puntualiza Cox, “es muy probable que una mujer que nunca se haya masturbado, no haya tenido un orgasmo en su vida. Muchas lo evitan por vergüenza y por falta de intimidad, pero el esfuerzo de buscar unos minutos para experimentar con sus genitales y localizar zonas de placer tiene sus recompensas. Es fundamental hacernos un mapa sexual individual y aprendernos el camino al dedillo –nunca mejor dicho–, para saber guiar a nuestras parejas de cama.


Nunca empiezan el sexo
Es bastante más común de lo que cualquier mujer quiera admitir, pero el hecho es que casi siempre son ellos quienes demandan sexo. Sin embargo, sentirse poderosas, atractivas y sexis al sentarse de pronto sobre ellos en el sofá, bajar sus pantalones o desabrochar sus cinturones, puede conducir a relaciones sexuales bastante más placenteras y lujuriosas que esperar en la cama a que se nos echen encima.

El sexo rutinario y repetitivo mata la pasión. Iniciar las relaciones sexuales cuando no suele, puede aumentar la libido para ambos. Es conveniente dar el primer paso tan a menudo como sea posible, recomienda Cox, quien exagera que las mujeres toman la iniciativa “incluso cuando en realidad no desean tener sexo”.


Vergüenzas intermitentes
Un minuto están gimiendo y gimiendo llenas de lujuria desenfrenada y al siguiente totalmente calladas porque les da apuro el ruido”, ejemplifica la sexóloga. Una especie de coitus interruptus en el que lo mismo son las chicas más picantes y lanzadas del planeta que se tapan los senos con la sábana para que no se vea su cuerpo desnudo.

Las anécdotas embarazosas sobre sexo abundan por doquier, y no es de extrañar teniendo en cuenta la inmersa cantidad de personas a las que les cuesta dejarse llevar y se centran más en las velas, las sábanas de raso y en si la lencería de turno comprada específicamente para la ocasión está bien o mal colocada. Son muchas las mujeres a las que les cuesta desinhibirse y se sienten cohibidas, pero, en serio: ¿de verdad creéis que en ese momento a alguien le importa que vuestra ropa interior no conjunte, que no estéis totalmente depiladas o que la piel de tus muslos no sea tersa y firme como la de los anuncios de cremas anticelulíticas?

Iniciar las relaciones sexuales en un momento inesperado puede aumentar la libido para ambos

El mal aliento, las risas nerviosas, los sonidos que salen de nuestros orificios… Hay tantos desastres potenciales en cualquier relación sexual que tendríamos que evitar practicar sexo si pretendemos mantenernos siempre perfectos”, comenta Cox. Ha llegado el momento de olvidarnos de los tapujos, empezar a relajarnos y, de una vez por todas, disfrutar de una vida sexual a lo grande.