SUPERAR LA SEPARACIÓN Y SEGUIR

Tras pasar el periodo de duelo que hemos comentado, empezarás a ver las cosas de otra manera. El tiempo es nuestro gran aliado, pero también lo es nuestra mente, cuando es capaz de pensar de forma realista. No sirve de nada que pase el tiempo y sigamos sintiéndonos incompletos, vacíos, pensando que era el amor de nuestra vida, etc.

Por lo tanto, tenemos que obligarnos a pensar conforme a la realidad y no albergar ideas hiperrománticas o hacer dramatizaciones que lo único que harán es más daño.

Uno debe comenzar a ponerse en pie y dejar de pensar de forma extremista y rígida. El amor de tu vida no existe. No ha nacido un ser que sea tu alma gemela, ni tu media naranja, ni nada por el estilo. Lo que importa de verdad es estar a gusto con la persona con la que estés en pareja en el presente.

Busca compañía

Pareja con un café

No estás solo, ni vacío, a tu alrededor existen miles de personas dispuestas a conocerte además de las que ya conoces. Eso sí, lo podrán hacer si no te cierras a ellas. Aunque no te apetezca en absoluto, has de obligarte a salir con amigos, a reunirte con familiares, a llamar a alguien que no ves desde hace tiempo, a llenarte de planes divertidos.

Poco a poco, conforme lo vayas haciendo, te irás sintiendo más reconfortado. Además, gracias a salir y quedar con otras personas, puedes conocer a alguien interesante, o pueden salirte oportunidades laborales, de viajes, de ocio…nunca se sabe.

Recupérate a ti mismo. Es posible que en pareja hayas dejado de hacer cosas que antes te hacían vibrar. Es el momento de volver a retomarlas y empezar a ganar satisfacción con esas actividades. Muchas veces en pareja nos abandonamos a nosotros mismos y tras la ruptura, es recomendable volver a encontrarnos. Nos lo agradecerá nuestra autoestima.

Las metas dan un sentido a nuestra vida y nos hacen avanzar en positivo.

La actitud de no parar, sino de avanzar, de no encerrarnos en nuestra desgracia ni rumiar pensamientos negativos, hará que ganemos la batalla a ese profundo dolor y salgamos fortalecidos. Después de todo, la otra persona se convertirá en un recuerdo, que podrá ser más o menos agradable, pero finalmente un recuerdo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.