RELACIÓN ENTRE LA MASTURBACIÓN Y LA DIABETES

Casi todas las mujeres y hombres se masturban en algún momento de su vida. Contrariamente a lo que dicen muchas creencias, la masturbación no causa daños físicos ni psicológicos. Todo lo contrario, proporciona alivio a la tensión sexual, ayuda a mantener la pasión y el erotismo en la relación de pareja y es un excelente método para conocer mejor la propia sexualidad, el cuerpo y las sensaciones.

Así mismo brinda muchos beneficios a la salud ya que permite prevenir el riesgo de padecer varias enfermedades o trastornos como el cáncer, estrés, cistitis y diabetes entre otras, como lo demuestran varios estudios realizados en la Universidad de Sydney, Australia.

Beneficios de la Masturbación

  1. La masturbación por ser una práctica placentera, ayuda a tener un mejor sistema inmunológico debido a que al llegar al éxtasis se liberan diversas hormonas como el cortisol que en pequeñas cantidades mejoran las defensas.

  2. Según un estudio dirigido por Graham Giles director del Centro epidemiológico de cáncer de Melbourne, los hombres entre los 20 y 50 años que se masturban al menos cinco veces a la semana, tienen menos riesgos de padecer tumores prostáticos o cáncer de próstata.

  3. Según el estudio de la Universidad de Sydney, dirigido por Anthony Santella, un científico de la salud pública y su colega, Chenoa Cooper, la masturbación también puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2, ya que esta practica genera una mayor salud general al reducir el insomnio a través de la liberación de hormonas y de la tensión, además de que aumenta la fuerza del suelo pélvico debido a las contracciones durante el orgasmo.

¿Cuántas eyaculaciones al mes hacen falta para prevenir el cáncer de próstata?

Segun la Asociación Española de Oncologia
Ayudar a prevenir la aparición del cáncer de próstata resulta sencillo y placentero. Tan solo requiere de un proceso manual que practicar en solitario (o acompañado) con disciplina y periodicidad para reducir significativamente el riesgo de padecer esta dolencia, que afecta a más de 33.000 personas en España. Un llamativo descubrimiento, que se ha producido gracias a un estudio de Escuela de Salud Pública de Boston, que establece una relación directa entre eyacular frecuentemente y reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata. Se trata del trabajo de investigación más ambicioso que se ha realizado sobre este campo en la historia. Sus resultados se han publicado en la revista científica European Urology y ha requerido de una muestra de 32.000 varones a lo largo de 18 años a los que se les ha preguntado por número de veces que eyaculaban al mes bien manteniendo relaciones sexuales, bien a través de la masturbación o bien mediante poluciones nocturnas. Tras estudiar los hábitos excretores de esperma de los sujetos durante casi dos décadas, los científicos descubrieron que quienes eyaculaban al menos 21 veces al mes tenían menos riesgo de sufrir un cáncer de próstata que aquellos que no alcanzan este número. Sin embargo, el estudio también arroja buenas noticias para aquellos que no llegan a alcanzar el umbral de las 21 veces al mes ya que incluso aquellos pacientes que presentaban una mínima vida sexual, presentaban un menor riesgo de sufrir este tipo de cáncer que los que carecían de actividad sexual. Asimismo, el estudio cuenta como el beneficio de la eyaculación es independiente de si se realiza o no en solitario.Una serie de resultados que no sólo desbaratan viejos mitos -como «masturbarse hace que te quedes ciego» o «masturbarse hace que te salgan pelos en las manos»- con los que se asustaba a los jóvenes para mantener a raya sus impulsos onanistas, sino que demuestra que seguir estos consejos resulta contraproducente para la salud de los hombres, especialmente para la de los individuos más longevos.El estudio muestra como según avanza la edad de los sujetos, la relación entre un mayor número de eyaculaciones y un menor riesgo de sufrir cáncer de próstata es más directa y marcada. De este modo, los hombres de entre 20 y 29 años que eyaculan al menos 21 veces al mes eran un 19% menos propensos a padecer esta dolencia que los que lo hacían menos de siete veces al mes. En cambio, en los hombres de entre 40 y 49 años, el número de posibilidades de padecer cáncer de próstata es 22% más baja si se alcanza dicho umbral eyaculatorio. Entre aquellos sujetos que no son lo suficientemente constantes para alcanzar las 21 eyaculaciones recomendadas pero que sí realizan algún tipo de actividad en esta materia, el estudio recoge que muestran una menor tendencia a padecer esta dolencia que aquellos que carecen de actividad sexual.El cáncer de de próstata es la segunda variante de cáncer más común en España y afecta a más de 33.000 varones al año en nuestro país, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica.

SE CONSTATA CIENTIFICAMENTE QUE MASTURBARSE PREVIENE EL CANCER DE PROSTRATA

Masturbarse frecuentemente, al menos cinco eyaculaciones a la semana, ayuda a prevenir el cáncer de próstata, explica Graham Giles, científico australiano miembro del Cancer Epidemiology Centre de Melbourne, según elmundo.es

En entrevista con Salud180.com, Carlos Pacheco, especialista en cáncer de próstata, explica en el siguiente video cuál es el grupo con mayor riesgo de padecer este tipo de cáncer, y algunos factores que intervienen:

La autoestimulación de los órganos genitales para obtener placer sexual está adquiriendo matices clínicos, y es que según este la investigación publicada en la revista BJU International, los hombres entre los 20 y 50 años que se masturban, tienen menos riesgos de padecer tumores prostáticos, patología que se cobra al año medio millón de vidas en el mundo.

De acuerdo con Giles, la razón por la que la masturbación podría reducir el riesgo de cáncer de próstata, obedece que la expulsión de esperma previene al hombre de las sustancias carcinógenas que pueden acumularse en el glande y en la uretra.

Con una muestra de 1.079 pacientes con cáncer de próstata y 1.259 personas sanas, Giles y su equipo descubrieron que aquellas personas que habían eyaculado más de cinco veces por semana, especialmente durante la veintena, tenían un tercio menos de posibilidades de desarrollar una variante agresiva del cáncer.

Para el especialista, estos resultados sugieren un paralelismo entre el cáncer de próstata y los tumores de mama puesto que también se ha demostrado que la lactancia reduce el riesgo de esta última patología, debido a que también se expulsan los agentes carcinogénicos.

ÚLTIMOS DESCUBRIMIENTOS SOBRE ANSIEDAD:

Suplementos nutricionales en el trastorno de ansiedad.
Autor/autores: Mónica Fernández-Rodríguez , Isabel Rodríguez-Legorburu, María I. López-Ibor Alcocer
Fecha Publicación: 25/10/2017

En los últimos años se ha observado la existencia de una relación directa entre la aparición de trastornos de ansiedad, así como alteraciones del sueño, y del estado de ánimo, como consecuencia de una alimentación deficiente, o inadecuada.

Los hábitos alimenticios en las sociedades occidentales han cambiado mucho en las últimas décadas aumentando la ingesta de alimentos de bajo contenido en vitaminas y minerales, elevado nivel calórico y consumo fácil por su rápida preparación. Quizá es debido a los nuevos estilos de vida que afectan directamente a la organización y planificación familiar impidiendo que cumplamos una dieta adecuada. Sin embargo, cada vez más y sobre todo en adultos jóvenes hay más interés por aspectos relacionados con la nutrición sana y equilibrada, así como por el aprendizaje de técnicas culinarias.

En este trabajo se ha realizado una revisión bibliográfica y descriptiva del concepto ansiedad y su existencia vinculada a las alteraciones en la dieta y alternativas para el tratamiento de dicha sintomatología. Se analizan sus características y la repercusión en el paciente. La información utilizada para el trabajo se ha obtenido sobre todo de PubMed, PsycARTICLES, PsycCRITIQUES y PsicINFO introduciendo las palabras clave “salud mental”, “nutrición”, “diet”, “fitoterapia”, “alternativas naturales”, “anxiety”, “estado de ánimo”, “alteración del sueño”.

Es importante tener en cuenta que un determinante claro de la salud mental es el estado nutricional que tenga el paciente, por lo que sería interesante y beneficioso que, a la hora de realizar un tratamiento psicofarmacológico en los trastornos mentales, este fuese integral, y se tuviera en cuenta el estado nutricional del individuo, y si fuera preciso indicar suplementos nutricionales de forma primaria, o como coadyuvantes en el tratamiento médico(1)

El uso de suplementos alimenticios, fitoterapia y fármacos alternativos, así como la implementación de una nutrición adecuada y sana podría ser útil para el tratamiento de muchas de las afecciones psiquiátricas, incluyendo la depresión, las psicosis, y las demencias, pudiendo incluso reducir la prevalencia de las mismas.

ÚLTIMOS DESCUBRIMIENTOS SOBRE DEPRESIÓN:

Suplementos nutricionales en trastornos depresivos

Biomedical Research Centre in Mental Health Network (CIBERSAM) G10,

En el mundo desarrollado y cada vez más en economías emergentes los habitantes están más sobrealimentados y a la vez más infra nutridos, no llegando incluso a ingerir los requerimientos mínimos diarios de diversos nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de nuestro cerebro y de nuestro cuerpo en general.

Los mecanismos por los que la nutrición afecta a la salud mental son variados: a) el cerebro humano presenta una alta tasa metabólica, por lo que utiliza un elevada proporción de nutrientes y de energía, b) su adecuada estructura y funcionamiento dependen del adecuado aporte de nutrientes tales como aminoácidos, grasas, vitaminas, minerales y otros micronutrientes c) los hábitos alimenticios modulan el funcionamiento del sistema inmune que a su vez influye en el riesgo de depresión, d) el sistema de defensa antioxidante que se ha visto alterado en las enfermedades mentales funciona con el apoyo de cofactores y fitoquímicos que ingerimos y e) los factores neurotróficos, con su importante papel en la plasticidad y mantenimiento neuronal se ven afectados por la ingesta de nutrientes.

Así, la evidencia científica apunta a considerar la dieta como un factor añadido, pero también clave en el abordaje de las enfermedades mentales, por lo que es necesario despertarse a la realidad de que una nutrición deficitaria y/o desequilibrio químico puede estar contribuyendo a la aparición y/o mantenimiento de muchas de las enfermedades mentales.

Cada vez hay más evidencia que demuestra el papel de los nutrientes en la salud mental. Una adecuada alimentación contribuye a una mejor salud general y salud mental en particular. La depresión mayor es una enfermedad mental grave con una alta prevalencia para la que existen tratamientos eficaces, pero no en todos los casos se consigue la remisión del paciente. Por ello, cada vez se apunta más hacia la optimización en la aportación de nutrientes necesarios para un adecuado funcionamiento cerebral como terapia coadyuvante al tratamiento antidepresivo.

En este artículo revisamos aquellos nutrientes sobre los que se ha estudiado su implicación en dicha patología: ácidos grasos omega-3, vitaminas del grupo B, s-adenosilmetionina, triptófano, magnesio, zinc y probióticos.