ANTIDEPRESIVOS efectos secundarios

Los antidepresivos pueden causar efectos secundarios desagradables. Los síntomas como náuseas, aumento de peso o problemas para dormir pueden ser frecuentes al principio. Para muchas personas, estos mejoran unas semanas después de haber comenzado a tomar un antidepresivo. Sin embargo, en algunos casos, los antidepresivos causan efectos secundarios que no desaparecen.

Habla con el médico o el proveedor de atención de la salud mental acerca de cualquier efecto secundario que tengas. Para algunos antidepresivos, el control de los niveles en sangre puede ayudar a determinar el nivel de eficacia y en qué grado se puede ajustar la dosis para ayudar a reducir los efectos secundarios. Rara vez, los antidepresivos pueden causar efectos secundarios graves que deben tratarse de inmediato.

En función de la salud del corazón y el tipo de antidepresivo que tomes, podrías necesitar hacerte un electrocardiograma periódicamente para controlar lo que se denomina «intervalo QT» a fin de garantizar que no haya ninguna prolongación del intervalo antes del tratamiento, o después de este, que podría aumentar tu riesgo de tener ritmos cardíacos irregulares graves (arritmia).

Si no toleras los efectos secundarios, tal vez, te tiente dejar de tomar un antidepresivo o reducir la dosis por tu cuenta. No lo hagas. Los síntomas pueden volver, y suspender repentinamente el antidepresivo puede causar síntomas similares a los de la abstinencia. Habla con el médico a fin de identificar las mejores opciones para tus necesidades específicas.

Náuseas

Las náuseas generalmente comienzan al poco tiempo de comenzar a tomar un antidepresivo. Pueden desaparecer luego de algunas semanas cuando tu organismo se adapte al medicamento.

Ten en cuenta estas estrategias:

  • Toma el antidepresivo junto con algún alimento, a menos que se indique lo contrario.
  • Come porciones más pequeñas con mayor frecuencia.
  • Chupa caramelos duros sin azúcar.
  • Bebe mucho líquido, como agua fría o ginger ale que haya perdido el gas. Prueba con un antiácido o subsalicilato de bismuto (Pepto-Bismol y otros).
  • Habla con tu médico acerca de cambiar la dosis o de una forma de liberación lenta del medicamento.

Mayor apetito, aumento de peso

Quizás aumentes de peso por retener líquido o por falta de actividad física, o porque tienes más apetito cuando los síntomas de tu depresión se alivian. Algunos antidepresivos probablemente causen más aumento de peso que otros. Si te preocupa el aumento de peso, pregúntale a tu doctor si este es un efecto secundario probable con el antidepresivo que te recete, y habla sobre maneras de afrontar este problema.

Considera estas estrategias:

  • Reduce la cantidad de dulces y bebidas azucaradas.
  • Selecciona alimentos nutritivos de bajas calorías, como frutas y verduras, y evita las grasas saturadas y trans.
  • Lleva un diario de alimentación — llevar un registro de lo que comes puede ayudarte a controlar tu peso.
  • Asesórate con un dietista matriculado.
  • Haz actividad física o ejercicios de forma regular la mayoría de los días de la semana.
  • Habla con tu médico acerca de cambiar de medicamentos; pero analiza las ventajas y desventajas.

Efectos secundarios sexuales

Hay muchos antidepresivos que causan efectos secundarios sexuales. Pueden incluir menos deseo sexual y dificultad para llegar al orgasmo. Algunos antidepresivos pueden causar dificultades para tener o mantener una erección (disfunción eréctil). Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina tienen más probabilidades de generar efectos secundarios a nivel sexual que otros antidepresivos.

Considera estas estrategias:

  • Considera un medicamento que requiera únicamente una dosis diaria y programa la actividad sexual antes de tomar la dosis.
  • Habla con tu médico acerca de cambiar el antidepresivo o agregar uno que pueda contrarrestar estos efectos, como el bupropión (Wellbutrin).
  • Si eres hombre, un medicamento como sildenafil (Viagra), vardenafil (Levitra, Staxyn) o tadalafil (Cialis) puede aliviar temporalmente los efectos sexuales secundarios. Pero asegúrate de que tu doctor esté de acuerdo antes de empezar a tomar este tipo de medicamento, ya que puede ser peligroso si tienes ciertos problemas de salud. En el caso de las mujeres, en ocasiones se utiliza una crema con estrógeno.
  • Habla con tu pareja acerca de los efectos secundarios sexuales y de qué manera estos cambian tus necesidades. Ajustar tu rutina sexual puede resultar útil. Por ejemplo, es posible que antes de las relaciones sexuales mismas necesites dedicar más tiempo al juego previo.

Fatiga, somnolencia

La fatiga y la somnolencia son frecuentes, especialmente durante las primeras semanas del tratamiento con un antidepresivo.

Ten en cuenta estas estrategias:

  • Haz una siesta breve durante el día.
  • Haz algo de actividad física, como caminar.
  • Evita conducir vehículos u operar maquinaria peligrosa hasta que pase la fatiga.
  • Toma el antidepresivo a la hora de ir a dormir si el médico lo aprueba.
  • Habla con el médico para saber si ajustar la dosis ayudará.

Insomnio

Algunos antidepresivos pueden causar insomnio, lo que dificulta la conciliación del sueño o permanecer dormido. Por lo tanto, puedes estar cansado durante el día.

Ten en cuenta estas estrategias:

  • Toma el antidepresivo por la mañana si tu médico lo aprueba.
  • Evita las bebidas y los alimentos que tengan cafeína, en especial muy tarde durante el día.
  • Haz actividad física o ejercicio de manera regular, pero finaliza varias horas antes de ir a dormir para que no interfiera en el sueño.
  • Si el insomnio es un problema constante, pregúntale a tu médico si puedes tomar un medicamento sedante a la hora de dormir, o si puede ser útil tomar una dosis baja de un antidepresivo sedante, como trazodona o mirtazapina (Remeron), antes de ir a dormir.

Sequedad de la boca

La sequedad de la boca es un efecto secundario frecuente de muchos antidepresivos.

Ten en cuenta estas estrategias:

  • Bebe sorbos de agua regularmente o chupa pedacitos de hielo.
  • Mastica goma de mascar sin azúcar o caramelos duros sin azúcar.
  • Evita el consumo de tabaco, alcohol y bebidas con cafeína porque pueden secarte más la boca.
  • Respira por la nariz, no por la boca.
  • Cepíllate los dientes dos veces al día, usa hilo dental diariamente y visita a tu dentista de manera regular. La sequedad de la boca puede aumentar el riesgo de tener caries.
  • Habla con tu médico acerca del uso de un atomizador humectante bucal u otro producto que pueda estimular la producción de saliva.
  • Si la sequedad de la boca continúa y se vuelve extremadamente molesta a pesar de los consejos anteriores, pregúntale al médico cuáles son los pros y los contras de reducir la dosis del antidepresivo.

Visión borrosa

Tener visión borrosa es un efecto secundario frecuente, que generalmente desaparece solo en cuestión de semanas después de comenzar a tomar un antidepresivo. Con ciertos antidepresivos, como los antidepresivos tricíclicos, esto puede ser un problema constante.

Ten en cuenta estas estrategias:

  • Habla con el médico acerca de usar un colirio especial para aliviar la sequedad, si te resulta molesta.
  • Habla con el médico acerca de cambiar el antidepresivo o bajar la dosis.
  • Hazte un examen ocular para determinar si la visión borrosa causada por el antidepresivo podría empeorar por un problema ocular no diagnosticado.

Estreñimiento

El estreñimiento generalmente está asociado a los antidepresivos tricíclicos, ya que estos afectan el funcionamiento normal del tracto digestivo y de otros sistemas de órganos. En ciertas ocasiones, otros antidepresivos también causan estreñimiento.

Ten en cuenta estas estrategias:

  • Bebe mucha agua.
  • Consume alimentos con alto contenido de fibra, como frutas y vegetales frescos, salvado y cereales integrales.
  • Haz ejercicio en forma regular.
  • Toma un suplemento de fibra (Citrucel, Konsyl, Metamucil y otros).
  • Pídele al médico consejos sobre los ablandadores de heces si las otras medidas no funcionan.

Mareos

Los mareos son más comunes con antidepresivos tricíclicos e inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO) que con otros antidepresivos

Estos medicamentos pueden causar baja presión arterial, lo que resulta en mareos.

Considera estas strategias:

  • Levántate despacio si estás sentado y te paras.
  • Usa pasamanos, bastones, u otros objetos sólidos para apoyarte.
  • Evita manejar u operar maquinaria.
  • Evita la cafeína, el tabaco y el alcohol.
  • Bebe mucho líquido.
  • Toma tu antidepresivo a la hora de acostarte si tu doctor está de acuerdo.

Agitación, desasosiego, ansiedad

La agitación, el desasosiego o la ansiedad pueden producirse a causa del efecto estimulante de ciertos antidepresivos. Aunque tener más energía puede ser algo positivo, tal vez también implique que no puedas relajarte ni quedarte sentado aunque quieras hacerlo.

Ten en cuenta estas estrategias:

  • Haz ejercicio de forma regular, como trotar, andar en bicicleta o hacer ejercicios aeróbicos, o algún tipo de actividad física, como caminar. En primer lugar, habla con tu médico acerca de cuál sería el tipo más adecuado de ejercicio o actividad física para ti.
  • Haz ejercicios de respiración profunda, relajación muscular o yoga.
  • Consulta con tu médico acerca de tomar temporalmente un medicamento relajante o sedante, o tomar un antidepresivo que no sea tan estimulante.

Presta atención a los pensamientos acelerados o impulsivos junto con mucha energía. Si tienes estos pensamientos, habla con tu médico inmediatamente porque pueden ser signos de trastorno bipolar u otro trastorno grave.

Efectos secundarios del CITALOPRAM

La información acerca del perfil de efectos secundarios de citalopram se ha obtenido de estudios controlados y no controlados así como de informes de vigilancia postmarketing. Se han realizado diversos metanálisis.46

En estudios comparativos, el perfil de tolerabilidad de citalopram fue similar al de los otros ISRS y superior a la de los antidepresivos tricíclicos.47

Un metanálisis demostró que efectos secundarios reportados con más frecuencia con citalopram a dosis terapéuticas son, nauseas y vómitos (20%), sudoración aumentada (18%), cefalea (18%), boca seca (17%), temblor (16%), sedación (15%) e insomnio (15%).46 Citalopram parece causar estimulación solo raramente y es relativamente bien tolerado en pacientes ancianos con depresión.48 El rango de efectos secundario reportados en diversos estudios se recoge en la tabla 4. Los efectos secundarios normalmente entre leves y moderados y ocurren durante las primeras semanas de tratamiento.

La mayoría de efectos adversos decrecen con el tiempo excepto la dispepsia y la sudoración.46

Se han informado diversas formas de disfunción sexual en hasta un 75% de pacientes tratados con ISRSs.49 La frecuencia de disfunciones sexuales reportadas espontáneamente con citalopram es menor del 10% aunque aumenta cuando se pregunta directamente sobre este tema.21 Se han reportado también tres casos de priapismo transitorio de clítoris.50

Efectos secundarios renales, hepáticos o hematológicos ocurren raramente.26 Hay un bajo potencial de ataques o efectos extrapiramidales con dosis terapéuticas de citalopram.47

Citalopram no se ha asociado con toxicidad cardiovascular grave, ni siquiera en paciente ancianos o en pacientes con enfermedad cardiovascular preexistente.

Los electrocardiogramas (ECGs) registrados durante los ensayos clínicos tanto con sujetos jóvenes como con adultos no revelaron cambios en la conducción cardíaca.6 Hasta la fecha no se han reportado cambios en el QTc en pacientes con trastornos de conducción preexistentes o isquemia.46 De forma similar, citalopram no afectó la conducción cardíaca en pacientes tomando otras medicaciones que podrían prolongar el intervalo QTc.46

El único cambio frecuente en el ECG de pacientes tomando citalopram es un ligero descenso en la frecuencia cardíaca que también ocurre con otros ISRSs.46

Un deseo fásico por carbohidratos y acompañamiento de ganancia de peso se reportó en 8 de 18 pacientes durante un tratamiento a corto plazo con citalopram en dosis de 20 y 40 mg/día. Este fue un efecto secundario inesperado ya que la mejora en la transmisión de 5-HT se asocia normalmente con descenso de la captación de carbohidratos y anorexia.51

Se ha reportado un perfil de efectos secundario favorables en el anciano apoyado en datos de un número de metanálisis. En esta población los efectos secundarios más comunes reportados incluyen astenia, insomnio, somnolencia, temblor, boca seca, cefalea y nausea.46 Las mujeres reportaron más efectos secundarios que los hombres pero solo la “cefalea” alcanzó diferencias estadísticamente significativas entre los dos sexos.

Precauciones y contraindicaciones
Aunque los ensayos con citalopram a dosis de 40 mg/día con voluntarios sanos no produjo alteración de la función intelectual o del comportamiento psicomotor, se deben aplicar a citalopram las mismas precauciones que se aplican al uso de sustancias psicoactivas mientras se conduce o se maneja maquinaria peligrosa.

El uso de antidepresivos en pacientes con trastorno bipolar se ha asociado a un aumento del riesgo de manía o hipomanía. Los estudio controlados con placebo en poblaciones predominantemente unipolares sugieren que el riesgo de inducir manía con citalopram es bajo ( ocurriendo en un 0,2% de 1063 pacientes),26 el riesgo de inducir manía en pacientes bipolares es probablemente similar al reportado con otros ISRS.

El riesgo de intento de suicidio aumentado es inherente a la depresión y puede persistir hasta que hay una remisión significativa de los síntomas de humor. Los pacientes con alto riesgo de suicidio debería ser supervisados al inicio de la terapia antidepresiva y la prescripción de citalopram debería ser escrita a dosis bajas para minimizar el riesgo de de sobredosis intencionada.

La hiponatremia y el síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética se han reportado como efectos adversos raros con el uso de citalopram.26 Los síntomas clínicos incluyen aumento de la ingesta de agua, ganancia de peso, debilidad, letargo y confusión.

En ensayos clínicos, se reportaron ataques en un 0,25% de pacientes que recibían dosis terapéuticas de citalopram,26 lo que es comparable a las tasas reportadas para la mayoría de los otros antidepresivos.

Efectos secundarios de la PAROXETINA

3.- CÓMO USAR ESTE MEDICAMENTO:


3.1 Dosificación:
Adultos:
Depresión: 20 mg/ 24 horas; después de varias semanas de tratamiento, puede incrementarse la dosis diaria, en función de la respuesta clínica, hasta un máximo de 50 mg/ día.
Trastorno obsesivo compulsivo: 20 mg/día. Dosis máxima 60 mg/día.
Fobia social: La dosis recomendada es de 20 mg/día. Dosis máxima 50 mg/día.
Ancianos: Dosis iniciales igual que adultos, pudiéndose incrementar hasta 40 mg/día en función de la respuesta clínica.
Niños: uso no recomendado
Insuficiencia renal o hepática: La dosis se debe reducir a 20 mg.
Al comienzo del tratamiento de los ataques de pánico puede haber un empeoramiento de la sintomatología.
La dosis debe ser revisada y ajustada en las dos o tres primeras semanas de tratamiento.
La suspensión del tratamiento debe realizarse de forma gradual, a fin de evitar la aparición de insomnio, mareos y/o irritabilidad.
3.2 Forma de uso, vía de administración:
Se recomienda administrar una dosis por la mañana con alimento. No masticar.
Suspender la terapia gradualmente debido a la aparición de síntomas de rebote.
3.3 Duración del tratamiento:
Según las necesidades del paciente lo que el médico prescriba
3.4 Sobredosis
3.4.1: Síntomas
Los síntomas más frecuentes en la intoxicación son los trastornos gastrointestinales (naúseas, vómitos, diarrea), somnolencia y mareo.
3.4.2: Acciones a seguir ¿qué hacer?
Consulte a su médico o farmacéutico, llame al Centro Nacional de Toxicología (91 56204 20) o acuda a los servicios médicos de emergencia más próximos.
3.5 Olvido de una dosis:
Tomarla lo antes posible, a menos que esté próxima la siguiente toma, en cuyo caso la omitiremos, para continuar con el regimen de dosificación habitual. No tomar el doble de la dosis en la siguiente.
3.6 Interrupción del tratamiento:
La interrupción del tratamiento ha de hacerse de forma paulatina.


4.- POSIBLES EFECTOS ADVERSOS DE ESTE MEDICAMENTO.


Como todos los medicamentos, puede tener efectos adversos.
Consulte a su médico, tan pronto como le sea posible, si aparece alguno de los síntomas siguientes:
-Raramente:
Convulsiones, somnolencia, cansancio, insomnio, sudoración.
–Ocasionalmente:
Alteraciones sexuales (impotencia sexual).
– Frecuentes:
Náuseas, sequedad de boca, estreñimiento, dolor de cabeza, temblores, mareos.
– Muy Frecuente:
Nauseas
El tratamiento debe ser suspendido inmediatamente, en el caso de que el paciente experimente episodios muy intensos de vómitos, cefalea, convulsiones, y/o alteraciones del sueño.
Si se observa cualquier otra reacción no descrita, consulte a su médico o farmacéutico.

PENSAMIENTO RÁPIDO. FUGA DE IDEAS

Podemos diferenciar dos planos: el pensamiento (ideas) y el discurso (lenguaje). En este trastorno, las ideas se escabullen unas de otras sin sentido, primero en la mente de la persona y posteriormente en su discurso, cuando las verbaliza.

Fuga de ideas: características

La fuga de ideas es un trastorno del pensamiento, que afecta a la velocidad del mismo y se caracteriza por un incremento en el flujo de ideas que aparecen en la mente, que hace que la persona que lo manifiesta hable más rápido de lo habitual, saltando de una idea a otra constantemente. Este salto de una idea a otra ocurre, en general, antes de que el primer pensamiento o idea haya terminado.

Además, se considera el grado máximo de taquipsiquia. La taquipsiquia es la aceleración patológica de la actividad psíquica. A diferencia de esta, la fuga de ideas es más intensa y agresiva.

En la fuga de ideas el paciente carece de una dirección fija a la hora de hablar; es decir, el pensamiento se dispara y salta de una idea a otra sin rumbo ni meta. Se producen cambios temáticos bruscos y sin lógica.

Así, como hemos visto, la fuga de ideas se compone por dos elementos principales:

  • Incremento masivo de la velocidad del pensamiento.
  • Dificultad sistémica en llegar a una conclusión.

Diez síntomas de un adolescente que sufre el trastorno de ansiedad de separación

Dificultad para separarse de los padres, falta de iniciativa para salir con amigos o hacer planes sociales son algunos de los síntomas.

Dolor de panza, mareos, dificultad para salir de la cama, falta de apetito, enojos y angustia… estas son algunas de las molestias que acompañan a adolescentes que padecen ansiedad de separación y que sienten que no pueden ir al colegio, hacer programas con amigos o ir a campamentos.

Es difícil ver y contener a un adolescente angustiado, con miedo intenso y preocupación. Esto genera en los padres mucha confusión, al tener que lidiar al mismo tiempo con su propia intuición y con los diferentes consejos que las personas a su alrededor siempre tienen para dar acerca del «mundo adolescente», «ya está grande», «tienes que ser firme», «ya se le va a pasar».

Es común que los adolescentes nieguen sus preocupaciones y temores  frente a la separación. Sin embargo, sus conductas reflejan la dificultad para alejarse del hogar y la resistencia para realizar actividades que impliquen mayor independencia. Con la ansiedad se instala un circuito de preocupación, miedo, malestar físico y rechazo a ir al colegio, que es difícil de interrumpir. Este ciclo puede escalar a medida que los síntomas físicos empeoran (dolor de estómago, cefaleas, calambres). Cuanto más tiempo el adolescente falta al colegio, más difícil se hace volver y superar el miedo, la ansiedad y el aislamiento.

¿Qué entendemos por trastorno de ansiedad de separación en adolescentes?

Todos los chicos sienten ansiedad. Es de esperar y es normal que se sientan ansiosos en ciertos momentos específicos de su desarrollo. Si bien la angustia por separación corresponde a una etapa evolutivamente normal del niño (entre los 8 y 14 meses de edad), en algunos casos la  ansiedad perdura o se intensifica en momentos de crisis o de cambios -tal como lo es el periodo de la adolescencia-, se vuelve severa y empieza a interferir con las actividades diarias tal como separarse de los padres para ir a la escuela y hacer amigos. Es entonces cuando los padres deben considerar recurrir al  asesoramiento de un especialista.

La característica fundamental del TAS (Trastorno por Ansiedad de Separación) es la ansiedad y el malestar excesivo cuando ocurre o se anticipa una separación respecto del hogar, o separación  de las principales figuras de cuidado y apego (normalmente los padres, cuidadores, o familiares próximos).

Sus síntomas se manifiestan a nivel cognitivo (preocupación excesiva y persistente a perder las figuras de cuidado o a que estos sufran un posible daño), conductual (resistencia o rechazo a asistir al colegio u otro lugar, negarse a dormir solo o fuera de casa si no está cerca la figura de cuidado), y físico (dolores de estómago, cefaleas, pesadillas recurrentes, náuseas, etc.).

La ansiedad de separación en los jóvenes puede aparecer frente a cambios significativos en el colegio (por ejemplo durante la transición de la primaria hacia la secundaria), frente a un divorcio, enfermedad o ante el fallecimiento de un familiar.

A pesar de su alta prevalencia, persiste la idea errónea de que los trastornos por ansiedad son transitorios o inocuos. Investigaciones en el Reino Unido indican que, con frecuencia, los padres presentan una visión poco realista acerca del bienestar emocional de sus hijos, tienden a subestimar y pasar por alto las emociones negativas y el grado de estrés de sus niños. Si bien hay padres que se asustan «de más» frente a la angustia de su hijo, varias veces se autoengañan con creencias falsas: «ya se le va a pasar»…»es la adolescencia»… y pasan por alto una situación que requiere de una atención y recursos específicos para ser superada.

Los expertos señalan que, si se deja sin tratamiento, los chicos y adolescentes con  trastornos de ansiedad tienen un mayor riesgo de mal desempeño en la escuela, tienen menos desarrolladas las habilidades sociales, son más vulnerables al abuso de sustancias y pueden padecer trastornos de ansiedad y depresión al llegar a adulto.

10 síntomas para  saber si tu hijo padece Ansiedad de Separación.

Algunas de las siguientes expresiones son típicas de chicos que padecen un trastorno de ansiedad por separación. Si responde «sí» a varias de estas premisas y el grado de malestar es muy intenso y persiste en el tiempo (más de 4 semanas), es aconsejable que consulte con un profesional especializado.

1.      Hay cosas que preocupan a mi hijo

2.      A mi hijo le da miedo la oscuridad

3.      Mi hijo se queja de tener miedo

4.      Mi hijo tendría miedo si se quedara solo en casa

5.      Mi hijo se preocupa por estar lejos de mí/nosotros

6.      A mi hijo le preocupa que algo malo le suceda a alguien de nuestra familia

7.      A mi hijo le da miedo dormir solo.

8.      A mi hijo le cuesta ir al colegio por las mañanas porque se siente nervioso o con miedo

9.      A mi hijo le molestan pensamientos malos, o imágenes en su mente

10.  A mi hijo le daría miedo pasar la noche lejos de casa.

No a la sobre protección

La sobre protección puede ser definida como el uso de excesiva precaución y de comportamientos protectores. Se sabe que altos niveles de sobre protección se encuentran asociados con altos niveles de ansiedad en niños y también con fobia social en adolescentes.

Los padres sobre protectores, que amparan excesivamente al chico de las adversidades de la vida,  tienden a afianzar la creencia de que todo afuera de casa es riesgoso y que conviene evitar salir del círculo familiar.  Aunque actúe con la mejor de las intenciones, el sobre protector impide al niño o adolescente aprender a manejar adversidades y asumir algún riesgo como parte de su vida. Se ha identificado que las familias con este estilo de comportamiento tienden a ser muy consentidoras.

Algunos padres transmiten a sus hijos sus propios miedos ante los peligros, y en este caso, son ellos quienes no permiten al chico que se separe.

La adolescencia es una etapa en la vida en la que los hijos se separan de sus padres y en el proceso de construcción de su propia identidad es normal que se identifiquen más con sus amigos que con sus padres. La ansiedad de separación puede interferir en este proceso vital para el sano desarrollo y limitar el crecimiento normal de un adolescente.

SEPARACIÓN DE LA PAREJA Y SEGUIR

Cómo superar una ruptura amorosa

Recomponerse al finalizar una relación no es algo sencillo, ni en hombres ni en mujeres. Si bien es cierto que cada separación es diferente, las claves de la psicología para liberarnos de la tristeza y ser más fuertes emocionalmente se basan en la gestión emocional y la protección de la autoestima.

En primer lugar, para saber cómo superar la tristeza después de una separación, es necesario organizar y conducir toda la cascada de emociones que podemos sentir tras una situación tan dolorosa. Si nos sentimos desbordados por los sentimientos, probablemente terminemos pensando que no podemos controlar nada de lo que nos rodea. Para gestionar nuestras emociones podemos hacer el ejercicio de identificarlas antes de que estallen y ponerles nombre.

Por ejemplo, podemos identificar el momento en el que se inicia el sentimiento de ira, pensar por qué lo estamos sintiendo y si realmente vale la pena mantener esa emoción tan desagradable. Aprender a controlar los sentimientos no es un proceso sencillo, pero nos puede ayudar a ser fuertes después de una ruptura. Además, este aprendizaje nos servirá como herramienta ante otros conflictos de la vida.

Subir la autoestima tras una ruptura

En segundo lugar, cuando seamos capaces de controlar nuestras emociones, tendremos que aprender a proteger y trabajar la autoestima. Esta tiene un papel muy importante en generar un punto de vista más optimista de la vida, nos ayuda a desarrollar la resiliencia y a tomar mejores decisiones. Para aumentar y fortalecer la autoestima, podemos hacer algunos de los siguientes ejercicios:

  • Pensamiento positivo: se trata de darle la vuelta a la tortilla, dejar de pensar en lo mal que lo hacemos todo y empezar a valorar un poco más nuestras decisiones.
  • Autoaceptación y reafirmación de nuestras ideas: un paso muy importante para saber cómo superar la tristeza después de una separación consiste en aceptarse a uno mismo. Esto es vital para tener una buena salud mental y poder reponernos de una ruptura dolorosa. Tener unas buenas expectativas de autoeficacia (es decir, creer que lo que vamos a hacer, lo haremos bien) aumenta las posibilidades de éxito lo que, a su vez, aumenta la autoestima.
  • Afirmaciones positivas: es importante darnos cuenta de qué lenguaje utilizamos para hablarnos a nosotros mismos, si estamos todo el rato atacándonos o pensando que no somos suficiente probablemente nuestra autoestima no podrá fortalecerse correctamente. Es por ello que debemos intentar utilizar un lenguaje basado en afirmaciones positivas hacia nosotros mismos como, por ejemplo «yo puedo lograr este objetivo» o «merezco ser feliz y querido/a«.
  • Metas realistas: debemos proponeros pequeños objetivos, metas que podamos cumplir a corto plazo para ir encaminando nuestros actos hacia la superación personal. Vernos capaces de cumplir con dichos objetivos aumentará nuestra seguridad y, por lo tanto, la autoestima. Por ejemplo, podemos proponeros salir a tomar algo con amistades nuevas, hacer pequeños viajes solos, leer un libro que siempre nos haya llamado la atención…
Cómo superar la tristeza después de una separación - Subir la autoestima tras una ruptura

SUPERAR LA SEPARACIÓN Y SEGUIR

Tras pasar el periodo de duelo que hemos comentado, empezarás a ver las cosas de otra manera. El tiempo es nuestro gran aliado, pero también lo es nuestra mente, cuando es capaz de pensar de forma realista. No sirve de nada que pase el tiempo y sigamos sintiéndonos incompletos, vacíos, pensando que era el amor de nuestra vida, etc.

Por lo tanto, tenemos que obligarnos a pensar conforme a la realidad y no albergar ideas hiperrománticas o hacer dramatizaciones que lo único que harán es más daño.

Uno debe comenzar a ponerse en pie y dejar de pensar de forma extremista y rígida. El amor de tu vida no existe. No ha nacido un ser que sea tu alma gemela, ni tu media naranja, ni nada por el estilo. Lo que importa de verdad es estar a gusto con la persona con la que estés en pareja en el presente.

Busca compañía

Pareja con un café

No estás solo, ni vacío, a tu alrededor existen miles de personas dispuestas a conocerte además de las que ya conoces. Eso sí, lo podrán hacer si no te cierras a ellas. Aunque no te apetezca en absoluto, has de obligarte a salir con amigos, a reunirte con familiares, a llamar a alguien que no ves desde hace tiempo, a llenarte de planes divertidos.

Poco a poco, conforme lo vayas haciendo, te irás sintiendo más reconfortado. Además, gracias a salir y quedar con otras personas, puedes conocer a alguien interesante, o pueden salirte oportunidades laborales, de viajes, de ocio…nunca se sabe.

Recupérate a ti mismo. Es posible que en pareja hayas dejado de hacer cosas que antes te hacían vibrar. Es el momento de volver a retomarlas y empezar a ganar satisfacción con esas actividades. Muchas veces en pareja nos abandonamos a nosotros mismos y tras la ruptura, es recomendable volver a encontrarnos. Nos lo agradecerá nuestra autoestima.

Las metas dan un sentido a nuestra vida y nos hacen avanzar en positivo.

La actitud de no parar, sino de avanzar, de no encerrarnos en nuestra desgracia ni rumiar pensamientos negativos, hará que ganemos la batalla a ese profundo dolor y salgamos fortalecidos. Después de todo, la otra persona se convertirá en un recuerdo, que podrá ser más o menos agradable, pero finalmente un recuerdo.

DESPUÉS DE LA SEPARACIÓN

Dejar una relación es un proceso que puede llegar a ser sumamente doloroso. Has estado con esa persona días, meses o años, has compartido toda tu vida con él o ella. Os conocéis casi a la perfección. Compartís amistades, tienes cariño hacia su familia y de repente todo eso, se esfuma, casi de un día para el otro. ¿Cómo no voy a sentir dolor después de la ruptura?

Esa persona, que estaba tan presente en tu vida, que era lo más importante para ti, de repente ya no está y quizás no vuelvas a verla nunca más. Claro que es duro y mucho. Tu alma se rompe en pedacitos, te sientes muy perdido, no ves ninguna salida y la sensación de vacío se apodera de ti.

A pesar de todo ello, la vida sigue…El mundo no se va a frenar porque tu relación de pareja haya terminado y, por lo tanto, no te queda otro remedio que seguir caminando.

Lo primero que has de saber y aceptar es que te vas a sentir mal, muy mal. La ruptura, como hemos dicho, duele. Pero también tienes que entender que es el proceso normal y aconsejable. Has de llorar esa pérdida, enfadarte con el mundo, gritar si te apetece… siempre y cuando estos comportamientos no duren demasiado.

Puede que te sientas incompleto, que la mitad de tu vida se fue para no volver, que nunca encontrarás a nadie como esa persona, que eres un fracasado, etc. Tienes que darte cuenta de que todo esto no son más que ideas, pensamientos que salen de tu cabeza y que son los responsables reales de tu sufrimiento. Cuanto más ahondes en ellos, más crecerán y mas dolor te causarán. No los alimentes.

SEXOLOGOS GRANOLLERS – MOLLET Tratamientos basados en evidencia

Autor/autores: Xavier Conesa Lapena
Fecha Publicación: 11/11/2018
Área temática: Psiquiatria general , Psicología general , Salud mental , Trastornos sexuales , Trastorno Control de impulsos . 

SEXOLOGOS GRANOLLERS – MOLLET

RESUMEN

http://www.xavierconesa.com

http://www.psicologosparejas.es

http://www.psicologosmollet.com

El artículo presenta el estatus de la sexología como ciencia desde sus inicios hasta nuestros días.
Señala que la sexología es un área de conocimiento “incómoda” que debe luchar contra los prejuicios, los estereotipos y las costumbres de la sociedad. La sexología clínica (o terapéutica) y la sexología educativa se fundamentan en trabajos investigativos que comienzan en el siglo XIX con Freud, von
Krafft-Ebing, Albert Moll, Ivan Bloch, Magnus Hirschfeld y Havelock Ellis. Posteriormente, se publican las investigaciones de Kinsey, con las cuales empieza la sexología en sentido moderno.
Masters y Johnson fueron pioneros en trabajos experimentales de la sexología. Las obras de Kaplan, Basson, Hite y otros autores presentan trabajos con diverso grado de rigurosidad, pero no se puede afirmar que todas sean investigaciones basadas en la evidencia. El artículo revisa y analiza
detalladamente la sexología en la actualidad y señala que el énfasis en la evidencia se encuentra en estado incipiente. Mientras tanto, en el caso de la sexología médica (que trata problemas orgánicos y utiliza procedimientos farmacológicos y fisiológicos) existe más énfasis en la evidencia que en
el caso de la sexología que trata problemas sin un sustrato orgánico definido. El artículo señala la importancia de la sexología para mejorar la calidad de vida de las personas y enfatiza la necesidadde desarrollar una sexología basada en la evidencia. Mirta Granero

Palabras clave: sexologo granollers, sexologo mollet, sexologo caldes, sexologa granollers, sexologa mollet, sexologa caldes, sexologos en el Valles, sexologos en catalunya,

VOLVER AL INDICE

    

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-9179

Terapia de Pareja. Mollet Granollers . Resultados, Análisis

Terapia de Pareja. Mollet Granollers . Resultados, Análisis

Autor/autores: Xavier Conesa Lapena
Fecha Publicación: 08/11/2018
Área temática: Psiquiatria general , Psicología general , Salud mental , Adicciones , Trastornos infantiles y de la adolescencia , Depresión , Tratamientos , Trastornos de ansiedad , Trastornos de la Personalidad , Trastornos sexuales , Trastorno Control de impulsos . 

TERAPIAS DE PAREJA MOLLET GRANOLLERS

RESUMEN

http://www.xavierconesa.com

http://www.psicologosparejas.es

El importante avance de las investigaciones de resultados en psicoterapia en la última
década, nos da nuevas perspectivas clínicas en Terapia de Pareja. El conocimiento de
variables que discriminan para pronóstico nos permite buscar recursos terapéuticos en
la evidencia empírica. Se plantea la integración de modelos entre aquellos que tratan de
las relaciones amorosas adultas centradas en el apego y la ofensa por un lado y los que
tratan sobre los circuitos disfuncionales en las parejas por el otro. Se destaca la
importancia de la persona del terapeuta y la construcción de una alianza para el resultado
positivo de la psicoterapia. Se hace notar que las conclusiones aquí comentadas aún se
restringen a determinados grupos de parejas , siendo necesario desarrollar investigaciones
en diversos grupos, culturales, sociales y étnicos. Es necesario incorporar a las
investigaciones elementos de género, identidad sexual y otros aspectos relacionados con
la cambiante concepción de la pareja en la cultura. Un desafío a las investigaciones es
evaluar en estudios prospectivos si la aplicación de estos hallazgos empíricos en la
clínica de la pareja mejora los resultados de las terapias y el sufrimiento de las parejas.

Palabras clave: Terapia de Pareja, Terapia de Pareja Granollers, Terapia de Pareja Molet, Terapia de Parella Mollet del Vallès, Terapia de Parella Montornes, Terapia de Pareja Parets, Terapia de Pareja Montmelo, Terapia de Pareja Comarca del Valles,

    

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-9175