Entender la ANSIEDAD

La ansiedad es un mecanismo defensivo ante situaciones consideradas amenazantes. Ponemos en marcha recursos de tipo atencional, de pensamiento y de respuesta para enfrentarnos a esa amenaza. Es natural experimentar ansiedad en determinados momentos, pues es una reacción normal y adaptativa que mejora el rendimiento y la capacidad de anticipación y respuesta. La función de la ansiedad es movilizarnos y mantenernos alerta y dispuestos a intervenir ante amenazas.  Nos prepara para luchar, huir o paralizar conductas que nos pueden poner en peligro. El problema llega cuando esta reacción emocional nos domina y nos afecta en nuestro día a día.
La ansiedad puede manifestarse de diferentes maneras: ataque de pánico, trastorno generalizado, fobia (social, agorafobia…), trastorno obsesivo-compulsivo o estrés postraumático.

¿Cuándo pasa la ansiedad de ser una reacción natural a un problema?

En principio, no representa ningún problema de salud, hasta que se dan una serie de circunstancias: cuando la sensación se mantiene a lo largo del tiempo sin presencia de un riesgo “objetivo” y cuando nos está afectando a nuestro funcionamiento diario.

Actualmente, parecen muy habituales los casos de ansiedad. 

Efectivamente, más del 20% de las consultas en psiquiatría están relacionadas con este desorden. Aún así, quisiera puntualizar que en los últimos años se está normalizando demasiado; es decir, se llega a concebir como algo natural en nuestra vida. Sin embargo, considero importante subrayar que el malestar que genera la ansiedad no tiene por qué estar necesariamente presente. Es cierto que la vida moderna tiene consecuencias difíciles de evitar en nuestra mente, pero no deberíamos tratar como normales situaciones que ya suponen un problema de salud mental.

¿Cuáles son los principales síntomas de alerta?

La ansiedad patológica se manifiesta con síntomas físicos: dolores musculares, dolores de cabeza tensionales, sensaciones de agobio, dolor en el pecho, hormigueo en los brazos, mareos, dolores estomacales, nauseas, migrañas… Son manifestaciones que pueden confundirse con otras dolencias.
Por otro lado, están las manifestaciones psicológicas: preocupaciones continuas, sensación de pérdida de control, miedo a que pase algo malo… A nivel conductual, puede llevar al afectado a evitar situaciones que piensa que le van a provocar ansiedad, o incluso a repetir una serie de rituales que le ofrecen una sensación de control.
Lo que más asusta son los síntomas físicos, porque en ocasiones el individuo cree que está sufriendo un ataque cardíaco. Es importante hacer hincapié en que nadie muere a causa de la ansiedad.

¿Cómo son los ataques de pánico que experimentan algunas personas con cuadros de ansiedad?

Se trata de una experiencia intensa, a veces sin razón aparente, de miedo, angustia, taquicardias, sudoración, respiración dificultosa… Muchas veces, la persona que padece esta reacción emocional, no sabe por qué le está pasando, y eso le genera más miedo.
La persona tiene una fuerte sensación de pérdida de control, que dura unos minutos pero que le resulta muy prolongada por su intensidad. Se produce una sensación de peligro inminente y de necesidad imperativa de escapar del lugar o situación temida. El ataque de pánico puede llevar, además, a desarrollar conductas limitativas, para evitar que se desate una nueva crisis.

A muchas personas les cuesta comprender el origen de estos ataques, puesto que hay ocasiones en los que parecen surgir de repente, sin una causa aparente. ¿Qué tipo de motivos pueden desencadenar esta reacción? 

El ataque comienza cuando salta una alarma en nuestro cerebro, por algún estímulo interno o externo, consciente o inconsciente, y se empiezan a generar cambios físicos. El cuerpo se prepara para huir o pelear. Estos cambios provocan un aumento de la adrenalina, de la frecuencia cardíaca, de la temperatura corporal… y puede surgir también una sensación de hormigueo.
Todo esto va sucediendo de manera automática y uno no se da cuenta. Cuando la persona se percata de que algo le está pasando, centra toda su atención en esas sensaciones corporales y ese nerviosismo que aumenta, y es entonces cuando empieza a interpretarlo. El problema es cómo interpreta de esas sensaciones, los pensamientos catastróficos que alimenta. Con ese tipo de pensamientos, es prácticamente inevitable que se desate el ataque de pánico.
El miedo lleva al miedo, se aumenta el malestar físico y psíquico y, así, se refuerza el círculo vicioso que conduce al afectado a nuevos ataques. Una vez que lo ha sufrido, es más fácil que le vuelva a suceder.

¿Cómo podemos hacer frente a estos ataques?

En el momento del ataque, lo más importante es intentar relajarse; sentarse, cerrar los ojos para reducir la fatiga visual y bajar la tensión, así como realizar inspiraciones y expiraciones profundas y lentas.
Asimismo, el afectado debe tener presente que, pese a lo mal que lo está pasando en el momento presente, esa sensación va a terminar pronto. Ha de procurar no luchar contra el pánico, sino observarlo y dejar que pase.

¿Y qué se puede hacer para superar la ansiedad?

Es importante solicitar ayuda profesional para que podamos entender qué nos está sucediendo, sobre todo en los casos de mayor gravedad, en los que existe una incapacitación importante. Las intervenciones terapéuticas de orientación cognitivo-conductual están dirigidas a cambiar el modo de procesamiento de la información; es decir, a modificar la forma en que uno entiende la realidad y el modo en que se enfrenta a la misma. En algunos casos, el tratamiento se puede acompañar con medicación.
Aún así, lo más importante es rescatar las herramientas y recursos propios para poder afrontar ese miedo. El afectado necesita aprender a tomarse las cosas con más calma y a decirse mensajes tranquilizadores.


¿Cómo podemos ayudar a una persona que está sufriendo un episodio de ansiedad?

Ayudarle a enfocar la realidad desde un punto de vista más objetivo.

FOTOS o SELFIES, Sigmund Freud el EGO

Comprobado: Narcisismo, inseguridad, necesidad de atención.

¿Por qué nos tomamos fotos de nosotros mismos? Si nos tenemos muy vistos.

Sigmund_Freud, modificada a color. La foto esta tratada con algoritmos IA
Sigmund_Freud, imagen real mejorada de blanco y negro a color.

Es el EGO, Sigmund Freud (el padre del psicoanálisis) lo tendría muy claro.

El narcisismo, o el amor desproporcionado hacia uno mismo. Un desorden psicológico cuando el YO, se ama a sí misma hasta el punto de excluir a todos los demás.

Los narcisistas tienden a ser más activos en las redes sociales y publicar selfies está fuertemente vinculado al narcisismo… pero sólo en el caso de los hombres.

Las mujeres tienden a ser menos narcisistas que los hombres, a pesar de que son ellas las que publican más selfies.

Muchas personas publican selfies no porque estén enamoradas de sí mismas, sino porque quieren ser adoradas por los demás. Para Freud, esa necesidad de aprobación le habría parecido neurótica o histérica.

Llamar la atención
Recordemos que el psicoanalista empezó sus investigaciones a finales del siglo XIX, una época de represión sexual más profunda que la nuestra.

Normalmente infelices
Los selfies muestran a la gente en sus mejores momentos, cuidadosamente montados y manipulados.

Así que nos la pasamos invadidos por imágenes de las vidas y cuerpos aparentemente perfectos de otras personas.

Estudios recientes demuestran que nos llenan de envidia y nos hacen sentir aislados, inseguros e inadecuadosEn palabras de Freud, nos vuelven más neuróticos.

Freud dijo: «El objetivo del psicoanálisis es aliviar a las personas de su infelicidad neurótica para que puedan ser normalmente infelices«.

Así que la próxima vez que apuntes tu cámara hacia ti mismo, recuerda a Narciso y enfócate más bien en tus amigos. Quizás no tengas tantos «Me gusta» pero puedes contar con el de Freud.

Ibuprofèn, paracetamol, antidepressius i altres medicaments baixen de preu el 2019

La factura pública en fàrmacs es podria reduir en 88 milions d’euros
  Actualitzat 

0

Presentacions de medicaments en una farmàcia (EFE)

La factura en farmàcia serà més barata a partir de l’1 de gener, tant per als consumidors particulars com per a l’administració.

Més de 1.270 medicaments baixaran de preu un cop entri en vigor l’ordre de preus de referència que va aprovar el Consell de Ministres el mes de novembre passat.

Gràcies a aquesta rebaixa, la factura pública es reduirà en 88 milions d’euros.

El paracetamol i l’ibuprofèn són alguns dels medicaments d’ús més comú que baixen de preu. També baixaran els de principis actius que contenen alguns antiinflamatoris, medicaments contra la tos o l’asma, fàrmacs per a l’artrosi, el colesterol, el Parkinson o la hipertensió arterial. La rebaixa d’aquest gran grup de fàrmacs suposa el 89% de la despesa total en farmàcia.

A partir del dimarts 1 de gener del 2019, les farmàcies hauran de dispensar aquests medicaments al nou preu, malgrat haver-los adquirit a un preu superior. Hauran d’assumir la diferència de preu en les existències que tinguin en estoc, un fet que no ha agradat el Col·legi de Farmacèutics, que demana un període més ampli de coexistència dels preus.

CONFLICTOS DE PAREJA

Si hay problemas de pareja, siempre hay un motivo clave: La comunicación. Es lo mas importante. Te has dado cuenta de que desafortunadamente no has podido resolver de una manera permanente y definitiva tus problemas de pareja dialogando. Lo mas probable es que no. Que tus problemas se conviertan en algo cíclico y se repiten los mismos patrones de conducta..no te resulte extraño..que tu puedas hablar y hablar y eso no te garantice que tu pareja te va a escuchar, te va a comprender y mucho menos va a modificar las conductas que no te gustan.

Que frustrante no poder expresar tus ¡frustraciones!. Pero por supuesto no se trata de volver a los tiempos de antes sobretodo para las mujeres cuando eran sometidas y se aguantaban porque era su cruz y porque tenían que luchar y retener a sus marido . Tampoco se trata de que los caballeros se fastidien y se desesperen con las mujeres que hablan mucho porqué una de las frases que yo escucho que más detestan los hombres de parte de su pareja es la siguiente: «oye, tenemos que ¡hablar!» «Y ahora que dice… y ahora que le molestó». Seguro que va a haber conflicto ya que es curioso que esa frase en lugar de ser receptiva a la persona a la que se dirige , la pone a la defensiva. Si la comunicación no funciona, si lo único que haces es generar mayores conflictos.


¿Qué es lo que podemos hacer?

Lo primero es no insistir en comunicaciones… no es persiguiendo a la pareja, mandándole mensajes de texto, etc. Presionándolo a que nos escuche porque, van a terminar discutiendo o si cualquiera de los dos tiene una mayor facilidad de palabra te van a manipular, te van a convencer de que tu estas haciendo el drama que tus quejas no son validas y que tu eres quien empieza con los conflictos. Te quedas peor que antes, con tu frustración y además sintiendo que tu eres la persona que está actuando de manera equivocada.


¿Qué recursos podemos tener?

Que podemos hacer para tener relaciones más armoniosas para que las diferencias clásicas entre el hombre y la mujer sean llevaderas y complementarias en lugar de antagónicas..Que podemos hacer para ser aceptados..y que la otra persona no quiera corregirnos … Sin sentir que la persona a la que amamos es un juez que constantemente está marcando nuestros defectos. El primer punto que re-comentamos es ser realistas.No tener expectativas fantasiosas en el caso de las mujeres tu pareja no es tu papa..no es tu psicólogo, no es tu príncipe azul, no tiene porqué llenar todos los huecos o todas las carencias afectivas que traes desde la infancia y si ella tiene ciertas tendencias de ser, no eres tu quien lo va a cambiar por más que le ruegues, le supliques y te enojes. Si es alcohólico, está en tus manos quitarle del alcoholismo? No te desgastes, no intentes por medio de la comunicación resolver problemas que tiene un origen totalmente diferente por lo tanto si no hay que comunicarse lo que yo recomiendo es que el problema se tienda a profundizar.

Hay una diferencia entre el problema real y el problema aparente.La mayoría de las personas desafortunadamente se empeñan en resolver el problema aparente y no el problema real. Y siempre califican que el problema aparente son los conflictos de la otra persona. Estamos con el dedo acusador. «es que tú me has … es tu culpa … etc» Y no nos podemos a ver algo que es más básico, la dinámica de pareja es la interacción y como afecta el uno al otro. Yo lo simbolizo con el símbolo del infinito: esa dinámica de pareja y que significa que lo que tu haces retroalimenta lo que hace el otro y viceversa. No puedes ser un juez al 100 % y si te pones en calidad de victima, menos vas a poder resolver tus problemas. Si tu quieres saber a fondo cuales son los conflictos que afligen tu relación de pareja, necesitas leer buenos libros, acudir a terapia, escuchar conferencias, etc

Los psicólogos podemos ayudar a detectar, analizar cual es la raíz del problema para que no estés desperdiciando tu tiempo y tu energía en querer dialogar inútilmente. Recuerda que la ignorancia no sirve, hay que tener primero conocimientos y posteriormente actuar. Solo así lo haremos de manera consciente no de manera impulsiva y arrebatada y podremos lograr nuestras expectativas dentro de un marco realista no fantasioso.

Autor: Xavier Conesa

8 tipos de inteligencia

Inteligencias múltiples de Gradner: 8 tipos de inteligencia
La investigación de Howard Gardner ha logrado identificar y definir hasta ocho tipos de inteligencia distintas. Vamos a conocer de manera más detallada cada una de las inteligencias propuestas por la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner a continuación.


► Inteligencia lingüística
La capacidad de dominar el lenguaje y poder comunicarnos con los demás es transversal a todas las culturas. Desde pequeños aprendemos a usar el idioma materno para podernos comunicar de manera eficaz.

La inteligencia lingüística no solo hace referencia a la habilidad para la comunicación oral, sino a otras formas de comunicarse como la escritura, la gestualidad, etc.

Quienes mejor dominan esta capacidad de comunicar tienen una inteligencia lingüística superior. Profesiones en las cuales destaca este tipo de inteligencia podrían ser políticos, escritores, poetas, periodistas, actores…


► Inteligencia lógico-matemática
Durante décadas, la inteligencia lógico-matemática fue considerada la inteligencia en bruto. Suponía el axis principal del concepto de inteligencia, y se empleaba como baremo para detectar cuán inteligente era una persona.

Como su propio nombre indica, este tipo de inteligencia se vincula a la capacidad para el razonamiento lógico y la resolución de problemas matemáticos. La rapidez para solucionar este tipo de problemas es el indicador que determina cuánta inteligencia lógico-matemática se tiene.

Los célebres test de cociente intelectual (IQ) se fundamentan en este tipo de inteligencia y, en menor medida, en la inteligencia lingüística. Los científicos, economistas, académicos, ingenieros y matemáticos suelen destacar en esta clase de inteligencia. Asimismo, los ajedrecistas también requieren de capacidad lógica para desarrollar estrategias de juego mejores a las de su oponente, y a su vez anticipar sus movimientos.


► Inteligencia espacial
También conocida como inteligencia visual-espacial, es la habilidad que nos permite observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas. En esta inteligencia destacan los ajedrecistas y los profesionales de las artes visuales (pintores, diseñadores, escultores…), así como los taxistas, que deben poseer un exquisito mapa mental de las ciudades por las que transitan.

Las personas que destacan en este tipo de inteligencia suelen tener capacidades que les permiten idear imágenes mentales, dibujar y detectar detalles, además de un sentido personal por la estética. En esta inteligencia encontramos pintores, fotógrafos, diseñadores, publicistas, arquitectos, creativos…


► Inteligencia musical
La música es un arte universal. Todas las culturas tienen algún tipo de música, más o menos elaborada, lo cual lleva a Gardner y sus colaboradores a entender que existe una inteligencia musical latente en todas las personas.

Algunas zonas del cerebro ejecutan funciones vinculadas con la interpretación y composición de música. Como cualquier otro tipo de inteligencia, puede entrenarse y perfeccionarse.

No hace falta decir que los más aventajados en esta clase de inteligencia son aquellos capaces de tocar instrumentos, leer y componer piezas musicales con facilidad.


► Inteligencia corporal y cinestésica
Las habilidades corporales y motrices que se requieren para manejar herramientas o para expresar ciertas emociones representan un aspecto esencial en el desarrollo de todas las culturas de la historia.

La habilidad para usar herramientas es considerada inteligencia corporal cinestésica. Por otra parte, hay un seguido de capacidades más intuitivas como el uso de la inteligencia corporal para expresar sentimientos mediante el cuerpo.

Son especialmente brillantes en este tipo de inteligencia bailarines, actores, deportistas, y hasta cirujanos y creadores plásticos, pues todos ellos tienen que emplear de manera racional sus habilidades físicas.


► Inteligencia intrapersonal
La inteligencia intrapersonal refiere a aquella inteligencia que nos faculta para comprender y controlar el ámbito interno de uno mismo en lo que se refiere a la regulación de las emociones y del foco atencional.

Las personas que destacan en la inteligencia intrapersonal son capaces de acceder a sus sentimientos y emociones y reflexionar sobre estos elementos. Según Gardner, esta inteligencia también permite ahondar en su introspección y entender las razones por las cuales uno es de la manera que es.

Por otro lado, tanto saber distanciarse de la situación para desdramatizar eventos con un impacto emocional negativo como saber identificar los propios sesgos de pensamiento son herramientas muy útiles tanto para mantener un buen nivel de bienestar como para rendir mejor en diferentes aspectos de la vida.


► Inteligencia interpersonal
La inteligencia interpersonal nos faculta para poder advertir cosas de las otras personas más allá de lo que nuestros sentidos logran captar. Se trata de una inteligencia que permite interpretar las palabras o gestos, o los objetivos y metas de cada discurso. Más allá de el contínuum Introversión-Extraversión, la inteligencia interpersonal evalúa la capacidad para empatizar con las demás personas.

Es una inteligencia muy valiosa para las personas que trabajan con grupos numerosos. Su habilidad para detectar y entender las circunstancias y problemas de los demás resulta más sencillo si se posee (y se desarrolla) la inteligencia interpersonal. Profesores, psicólogos, terapeutas, abogados y pedagogos son perfiles que suelen puntuar muy alto en este tipo de inteligencia descrita en la Teoría de las Inteligencias Múltiples


► Inteligencia naturalista
Según Gardner, la inteligencia naturalista permite detectar, diferenciar y categorizar los aspectos vinculados al entorno, como por ejemplo las especies animales y vegetales o fenómenos relacionados con el clima, la geografía o los fenómenos de la naturaleza.

Esta clase de inteligencia fue añadida posteriormente al estudio original sobre las Inteligencias Múltiples de Gardner, concretamente en el año 1995. Gardner consideró necesario incluir esta categoría por tratarse de una de las inteligencias esenciales para la supervivencia del ser humano (o cualquier otra especie) y que ha redundado en la evolución.


Hay que señalar que aunque para Gardner este tipo de inteligencia se desarrolló para facilitar el uso creativo de los recursos que nos brinda la naturaleza, actualmente su uso no solo se limita a los entornos en los que no hay construcciones humanas, sino que estos últimos también podrían ser «explorados» de la misma forma.

SEXO, SALUD Y CALIDAD DE VIDA

¿El sexo da más sentido a la vida? Esta pregunta fue la que empujó a varios investigadores a realizar un pionero estudio y a aportar algo novedoso en este terreno. El sexo genera un sinfín de beneficios. Se sabe que ayuda a mantenernos en forma física y a quemar calorías, nos refuerza nuestro sistema inmune por el baile hormonal que se despierta y nos ayuda también a mejorar la memoria. No está mal. Sin embargo, parece que todavía queda terreno por explorar: cómo repercute en nuestro bienestar emocional e, incluso, en nuestra percepción sobre el sentido de la vida. Para ello, Todd Kashdan, de la Universidad George Mason, junto a otros investigadores, quiso resolver esta duda y realizó un estudio que se ha publicado en la revista Emotions este año. Su conclusión es la siguiente: el sexo, el estado de ánimo positivo y la percepción de sentido de la vida están relacionados, incluso al día siguiente de haberlo practicado (aunque depende del tipo de relación sexual).

Tener sexo mejora el sentido de la vida (pero no todo tipo de sexo, según las investigaciones) El sentido de la vida existe y no tiene nada que ver con la charlatanería
El estudio se basa en un diario que llevaron 152 voluntarios sobre su actividad sexual y su nivel de satisfacción durante 21 días. Se buscó a los participantes entre estudiantes universitarios de 18 a 20 años de edad. El 76% eran mujeres y el 64% estaban comprometidos en una relación.

El diario consistía en una encuesta que rellenaban antes de dormir. Debían puntuar la sensación de plenitud del día en una escala del 1 al 7. Después, valoraban si tenían un estado de ánimo positivo o negativo. Y, por último, cuál había sido su actividad sexual ese día y el grado de placer y de intimidad alcanzado. Pues bien, con todos estos datos llegaron a varias conclusiones.

Tener sexo mejora el sentido de la vida (pero no todo tipo de sexo, según las investigaciones) El sentido de la vida existe y no tiene nada que ver con la charlatanería.
Cuando una persona aseguraba haber tenido sexo, ese día su estado de ánimo era más positivo e, incluso, afirmaba encontrar un mayor sentido a su vida. Los investigadores quisieron saber si iba primero el huevo o la gallina, es decir, el sexo o la sensación de plenitud, por lo que estudiaron los datos con un desfase temporal. Y aquí se confirmó una clara intuición: cuando la persona afirmaba que había tenido sexo, su estado de ánimo positivo y su sensación de satisfacción con la vida mejoraba incluso al día siguiente. Sin embargo, cuando medían la relación a la inversa, veían que la sensación de plenitud no correlacionaba necesariamente con el hecho de tener sexo; es decir, por muy contento que se esté ese día, no significa que vaya a tener una relación íntima (por razones que todos nos podemos imaginar).

Otra conclusión curiosa fue si esa plenitud era mayor cuando el sexo se practicaba dentro de una relación romántica. Y aquí es donde apareció la sorpresa. El sexo que más actuaba en el estado de ánimo era el que más placer e intimidad generaba, y no necesariamente el que se enmarcara en una relación romántica. Así pues, la calidad del sexo influye aunque estemos en una relación amorosa o tengamos encuentros esporádicos.

Tener sexo mejora el sentido de la vida (pero no todo tipo de sexo, según las investigaciones) Así cambia su cuerpo cuando deja de practicar sexo
Este estudio es un primer paso para correlacionar el bienestar personal con la calidad del sexo que tenemos. Como reconocen los propios autores, falta mucho por avanzar. Se han de incluir nuevas variables y ampliar el rango de edad o de tendencias sexuales, pero parece que una relación íntima satisfactoria nos ayuda a estar de mejor humor. Ahora bien, y esta es una interpretación personal, el sentido de la vida como camino de crecimiento personal o como lo proponía Viktor Frankl, muy probablemente dependa de variables mucho más sólidas, que no se esfumen al cabo de dos días. No obstante, la percepción que tengamos muy probablemente se vea difuminada por nuestro estado de ánimo y por tanto, de lo satisfechos que nos sintamos con nosotros mismos o con las personas que estamos. De ahí que el buen sexo nos ayude a ello.

DUDAS SOBRE LA EFICACIA DEL ÚLTIMO ANTIDEPRESIVO QUE HA APARECIDO EN EL MERCADO

En ocasiones he comentado la importancia que tiene la evaluación independiente de medicamentos. El trabajo que hace, por ejemplo, el Comité de evaluación de nuevos medicamentos del Servicio Navarro de Salud es encomiable. En una nueva entrega nos cuentan toda la verdad sobre el fármaco antidepresivo Brintellix (vortioxetina) del laboratorio Lundbeck.

Brintellix está indicado para el tratamiento de episodios de depresión mayor en adultos, como nos indica su ficha técnica. Lo que han hecho los profesionales de citado Comité de evaluación es revisar los ensayos clínicos en los que se basó el laboratorio para documentar la eficacia y seguridad del medicamento y que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) diera su visto bueno para su venta en el mercado.

Brintellix: Las conclusiones no son buenas pues no existe comparación directa frente a otros antidepresivos para ver si este es mejor. No hay pruebas de igual o mayor eficacia de Brintellix con respecto a otros fármacos antidepresivos.

Incluso algunos estudios sugieren que la eficacia es algo menor que duloxetina y venlafaxina, otros principios activos utilizados para la depresión.

Sobre el perfil de seguridad, a excepción de las náuseas que puede provocar, es similar a otros ISRS o Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, los medicamentos más usados para trastornos depresivos. Pero faltan datos a largo plazo. Además, este fármaco, no siempre ha resultado más eficaz que el placebo. Vaya, que es poco eficaz.

Los ISRS -comentan estos expertos- son los antidepresivos con mayor evidencia (pruebas científicas) y mejor balance riesgo/beneficio, por lo que deberán considerarse la primera elección de tratamiento”.

Pero ya vemos que ellos mismos consideran que esta de Brintellix no es la mejor opción. De hecho en la calificación que le dan destacan:

«No supone avance terapéutico”.

Es decir, Brintellix es otro fármaco de los considerados me too, yo también, fármacos que son copias de otros ya existentes y exitosos económicamente, medicamentos que no aportan nada nuevo y que sin embargo gozan de patente como si lo fueran, un fraude científico.

Brintellix es un antidepresivo con evidencia científica limitada, sin beneficio demostrado sobre otros fármacos de su ámbito y de coste superior. De hecho es el segundo más caro de los estudiados. Todo un pelotazo económico con forma de tratamiento médico.

Para colmo en el apartado de Advertencias y precauciones podemos leer:

Suspender el tratamiento si hay evidencia de ideación suicida, signos o síntomas de síndrome serotoninérgico o neuroléptico maligno, convulsiones o epilepsia inestable y fases maníacas. Precaución en pacientes con trastornos hemorrágicos o tratamiento anticoagulante o antiagregante y en pacientes en riesgo de hiponatremia (edad avanzada, cirrosis hepática o tratados simultáneamente con medicamentos que causan hiponatremia) y considerar interrumpir el tratamiento en hiponatremia sintomática.

No observó efecto clínicamente significativo de incremento del intervalo QT pero a dosis de 40 mg /día de vortioxetina mostró tendencia a incrementarlo. Se requiere precaución especialmente al iniciar el tratamiento o cambiar de dosis”.

A quien le haya llamado la tención lo de la ideación suicida ha de leer el post titulado Descubierto el fraude con el fármaco antidepresivo paroxetina que incita al suicidio, en el que contamos un secreto a voces pues desde hace años se sabe que los fármacos antidepresivos pueden incitar al suicido en quienes los consumen.

Un análisis del ensayo clínico en el que se basó el fabricante, GlaxoSmithKline (GSK), para justificar la receta de paroxetina (Paxil, Seroxat) a niños y jóvenes, revela que es inefectivo y además puede conducir a la muerte. Britellix no es mejor y además es más caro, sumando también sus posibles daños.


¿Hasta cuando van a permitir las autoridades sanitarias que nos vendan como “nuevos” fármacos que NO aportan nada nuevo con respecto a los ya existentes en su grupo y que además son más caros, ofreciendo a su vez los mismos peligros para la salud?