El silencio

El silencio, como herramienta comunicativa, tiene matices diversos en función de la intencionalidad que percibe la persona que es objeto de él. Cuando se vive como aversivo y se presiona al otro a romperlo, pero éste lo usa solo para reordenar sus ideas, se acentúa el conflicto.

Silencio

El silencio es una parte fundamental de la comunicación porque nos permite escuchar lo que dice nuestro interlocutor. Si no practicamos la escucha activa y nos limitamos a tomar la palabra sin escuchar las opiniones, argumentos e ideas de los demás nos estaremos perdiendo la oportunidad de conocer otros puntos de vista, otras formas de pensar y realidades que nos pueden servir para adquirir nuevos conocimientos, abrir nuestra mente y enriquecernos.

A priori el silencio nos produce una sensación incómoda y por eso tendemos a romperlo rápidamente para volver a nuestra área de confort.