Rumiación

La rumiación del pensamiento

La rumiación es un proceso cognitivo en el que se observa la irrupción de un pensamiento recurrente, generalmente de contenido adverso. Consume muchos de los recursos atencionales disponibles, por lo que atenúa la orientación hacia la experiencia directa del momento presente.

La rumiación del pensamiento es el fenómeno psicológico que aparece cuando nuestro foco de atención se queda «enganchado» en un elemento real o imaginario que nos produce estrés y malestar.
El pensamiento rumiativo es un patrón mental obsesivo en el que una persona oscila entre los distintos aspectos de una cuestión, pasando de un pensamiento a otro sin soluciones.
Rumiaciones, preocupaciones, pensamientos obsesivos… … Darle vueltas obsesivamente a los pensamientos, además de alejarnos de la realidad al colocarnos en un futuro casi siempre catastrófico, genera una gran ansiedad y en ocasiones, puede llevar a la persona hasta la depresión.

Benzodiacepinas

El consumo de benzodiacepinas para dormir debe estar limitado, en condiciones normales, a un periodo breve de tiempo (tres meses como máximo). El abordaje de los problemas en esta área ha de contemplar una adecuada higiene del sueño y la correspondiente modificación de hábitos.

Algunas de las benzodiazepinas más abusadas son el flunitrazepam, también conocida como «droga de la violación«, cuya venta fue prohibida en los Estados Unidos. … En otras partes del mundo el diazepam (de nombre comercial Valium) es la benzodiazepina que más predomina en el abuso a sedantes.
Las benzodiazepinas son medicamentos psicotrópicos con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes.​

Personas con trastorno antisocial

Las personas con trastorno antisocial presentan rasgos, tales como la impulsividad y la insensibilidad al castigo, que precipitan conductas disruptivas e inhiben las propiedades disuasorias del sistema judicial. Ambas dimensiones deben ser abordadas para su potencial reinserción.

El trastorno ANTISOCIAL supone el desprecio y violación de los derechos de los demás. Se presenta desde la edad de 15 años, como lo indican tres (o más) de los siguientes ítems:

1. Fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal, como lo indica el perpetrar repetidamente actos que son motivo de detención

2. Deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para obtener un beneficio personal o por placer

3. Impulsividad o incapacidad para planificar el futuro

4. Irritabilidad y agresividad, indicados por peleas físicas repetidas o agresiones

5. Despreocupación imprudente por su seguridad o la de los demás

6. Irresponsabilidad persistente, indicada por la incapacidad de mantener un trabajo con constancia o de hacerse cargo de obligaciones económicas

7. Falta de remordimientos, como lo indica la indiferencia o la justificación del haber dañado, maltratado o robado a otros

 

Adaptación académica

El control de los impulsos y la capacidad para demorar recompensas

Son aptitudes que requieren de cierta maduración neurológica, especialmente en lo relativo a las funciones ejecutivas (vinculadas a la corteza prefrontal). En niños, son predictores de buena adaptación académica.

Programas terapéuticos pueden llevar a que los niños y adultos con problemas de autocontrol (por ejemplo un niño hiperactivo o con problemas conductuales o un adicto a una sustancia) sean más capaces de conseguir la demora de gratificación. El uso de metáforas, de autoinstrucciones y de la exposición en imaginación también puede ser de utilidad.

Por norma general niños menores de cuatro años no eran capaces de demorar la búsqueda de satisfacción. Ello se debe entre otras cosas a la falta de desarrollo de su lóbulo frontal, el cual no alcanza su máximo nivel de desarrollo hasta la edad adulta.

Asimismo, aunque hay cierto componente innato se ha observado que se trata de una habilidad que puede entrenarse.

Depresión – Irritabilidad – Impulsividad

La edad del pavo

En algunos adolescentes la depresión puede expresarse en forma de actos agresivos. Estas conductas, aunque parezcan paradójicas, son el resultado de un aumento de la irritabilidad (característica de los trastornos del estado de ánimo en este periodo de edad) y la impulsividad.

Adoslescencia: Periodo de edad, coloquialmente llamada EDAD DEL PAVO

Edad propia del comienzo de la adolescencia en que las personas tienen un carácter y comportamiento característicos.
El fracaso escolar, el inicio en el consumo de alcohol y drogas, las conductas marginales, el sexo, ese aislamiento de todo y de todos que puede exigir la intervención de un psicólogo… Lo cierto es que cada adolescente es todo un mundo que hemos de conocer, y podemos ayudar a nuestro hijo en esta etapa.

 

 

Síndrome de Cotard

CREER ESTAR MUERTO

El Síndrome de Cotard es un trastorno delirante, en el cual la persona afectada niega su propia existencia o considera que podría estar muerta. En ocasiones se acompaña de alucinaciones olfativas y cenestésicas que sugieren estar experimentando un proceso interno de putrefacción.

El síndrome de Cotard, también llamado delirio de negación o delirio nihilista, es una enfermedad mental relacionada con la hipocondría. El afectado por el síndrome de Cotard cree estar muerto (tanto figurada como literalmente), estar sufriendo la putrefacción de los órganos o simplemente no existir.

 

 

El MIEDO prolongado sin estímulo deriva en ANSIEDAD

MIEDO hacia ANSIEDAD


El miedo es una respuesta emocional diseñada para prolongarse durante un breve periodo de tiempo ante una amenaza objetiva y evidente. Cuando convivimos demasiado tiempo con él, sin que exista un estímulo que pudiera precipitarlo en el entorno inmediato, se convierte en ansiedad.

Podemos considerar que en el miedo “normal”, la causa es, en general, conocida y la respuesta es adecuada a esta causa, mientras que en la ansiedad la respuesta es más exagerada y las causas no siempre son conocidas de antemano. No obstante, en muchas ocasiones es prácticamente imposible discriminarlas.


La ansiedad necesita del miedo para vivir, es causa y efecto de éste.


Tu miedo termina cuando tu mente percibe que es ella la que crea ese miedo

Trastorno por Atracón

PREFERIR COMER A SOLAS POR VERGUENZA

En el Trastorno por Atracón se advierte un relación funcional entre las emociones y la sobreingesta, pues comiendo se alivia la emoción que precipitó el episodio. De forma paralela, no obstante, la plenitud abdominal genera nuevos sentimientos desbordantes que refuerzan el ciclo.

El trastorno por atracón es un nuevo trastorno alimentario que consiste en episodios repetidos de atracones de comida sin realizar mecanismos compensatorios para evitar ganar peso, como ocurre en la bulimia nerviosa. Analizamos las características clínicas (conducta alimentaria, psicopatología e imagen corporal), instrumentos de medida y tratamiento para el manejo del trastorno por atracón.

Los criterios del trastorno por atracón son:

A. Episodios recurrentes de atracones que se caracterizan por las dos siguientes condiciones:
*Comer en un corto periodo de tiempo (dos horas) una cantidad de comida mayor que la que come la mayoría de la gente en ese mismo periodo.
*Sensación de pérdida de control durante los episodios (por ejemplo, no poder parar de comer o no controlar lo que uno come).

B. Durante los episodios de atracones al menos 3 de los siguientes indicadores de pérdida de control:
*Comer más rápidamente de lo normal.
*Comer hasta sentirse muy lleno.
*Comer grandes cantidades de comida cuando no siente hambre.
*Comer grandes cantidades de comida todo el día, no planificando la hora de la comida.
*Comer solo porque está a disgusto de cómo uno come.
*Sentirse a disgusto con uno mismo, deprimido, o muy culpable después de comer.

C. Importante malestar por los atracones.

D. Los atracones son al menos de 2 veces por semana y en un periodo de 6 meses.

E. No existen criterios para la bulimia nerviosa.